No es el momento de andar pidiendo cabezas en el PRI: Moreno Peña

El delegado especial del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para Puebla, Fernando Moreno Peña, aseveró que no se debe responsabilizar al presidente del Comité Directivo Estatal de dicho instituto político, Pablo Fernández del Campo Espinosa, de la debacle sufrida por el tricolor en los comicios del domingo pasados.

En una entrevista, el ex gobernador de Colima respondió así a los priistas que han exigido que Fernández del Campo sea defenestrado.

“No es el momento de andar pidiendo cabezas; mucha gente ayer también estaba pidiendo la de (Javier López) Zavala, y dije que se calmara; vamos a analizar con calma las cosas y vamos a dar el resultado de nuestro estudio el próximo lunes”, manifestó.


Por su parte, Fernández del Campo expresó que por el momento los cuestionamientos a la dirigencia estatal debe pasar en este momento a un segundo plano:

“Estamos concentrados en defender nuestros triunfos, cualquier otro tema tendrá que esperar para el momento oportuno; analizaremos los diferentes tópicos que se dieron en las elecciones”, indicó.

Mencionó que en la derrota del pasado domingo 7 de julio, influyeron diferentes factores, principalmente porque se enfrentaron a una elección de Estado.

Por eso, dijo que en próximos días analizaran “aquellos factores considerables” (sic), pidiéndoles al bloque conformado en contra del dirigente estatal Pablo Fernández del Campo cierren filas y le den prioridad a la unidad.

En cuanto al hecho que existen versiones de que un grupo de tricolores buscaría a través de firmas solicitar al PRI nacional la destitución de Fernández del Campo de la dirigencia, además de exigir que por dignidad no asuma la diputación ante los malos resultados entregados, Moreno Peña minimizó esas intensiones, y volvió hacer un llamado a los priistas a no buscar una división.

Moreno Peña consideró que uno de los factores que contribuyeron a la estrepitosa derrota de la coalición Cinco de Mayo fueron las candidaturas comunes e “ilegales” que la oficial coalición Puebla Unida hizo con los partidos Pacto Social de Integración (PSI) y Movimiento Ciudadano (MC), por lo que se seguirá con rigor la impugnación que contra esas mancuernas tramitarán el tricolor y el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) ante los tribunales.

Cuando se le cuestionó ayer si acaso la estructura del partido había traicionado al tricolor al no haber salido a votar el pasado domingo, el emisario de la dirigencia nacional priista contestó:

“La estructura del partido salió a votar, jaló parejo, no traicionó y los candidatos lo saben; tuvimos como nunca en la historia 99.3 por ciento de los representantes de casillas. El PSI y las candidaturas comunes marcaron la diferencia en las elecciones; el PSI fue factor fundamental en nuestra derrota”.