Se eleva a nueve los muertos por choque entre dos vehículos de transporte público en Acajete

FOTO: esimagen / Jafet Moz

A nueve muertos ascendió el saldo del choque automovilístico entre dos vehículos de transporte público, ocurrido el domingo pasado, a la altura de la comunidad de Santa María Nenetzintla, en el municipio de Acajete.

Imelda Hernández Domínguez, de 37 años de edad, falleció en el Hospital General de Tepeaca, donde se encontraba internada por la gravedad de las lesiones producidas por la embestida que dio un camión de la ruta 67 contra una camioneta Urvan.

El siniestro dejó ocho muertos, cuatro hombres y cuatro mujeres, y seis lesionados en el lugar de los hechos. Todos viajaban en la Urvan de transporte público, quienes fueron chocados por la unidad de la ruta que iba de Acajete a Tepeaca.


De acuerdo con las autoridades, el levantamiento del cadáver de Imelda lo realizó el personal de la Comandancia del municipio de Tepeaca y se abrió la carpeta de investigación 1956/2018/Tepeaca.

Las versiones apuntan que el conductor del camión iba en estado de ebriedad y a exceso de velocidad, mientras platicaba con uno de los pasajeros.

Una segunda versión refiere a que presuntamente el autobús de pasajeros de la ruta 67 invadió carril contrario, provocando el impacto con la camioneta Urvan color blanco.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 10 horas del domingo pasado, en el kilómetro 23.5 de la carretera federal, a unos metros del autódromo de Amozoc.

De acuerdo con testigos, un camión de pasajeros, la unidad 42 de la ruta 067, embistió a una Urvan de pasajeros que salió del municipio de Acajete hacia Tepeaca.

Tras el choque, el operador del camión de transporte público que quedó entre unos árboles se dio a la fuga, dejando en el lugar a seis personas que murieron en el instante. Dos más fallecieron cuando eran trasladados al Hospital de Traumatología y Ortopedia “General y Doctor Rafael Moreno Valle”, que se ubica a un costado de la autopista México-Puebla.

Entre las víctimas también se contabiliza el conductor de la combi, quien era reconocido entre la comunidad por ser un operador responsable.

Al sitio arribó personal de la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) para iniciar las diligencias del levantamiento de los cadáveres.

Además acudieron cuerpos de seguridad, Cruz Roja y bomberos que auxiliaron a los heridos   que se encontraban atrapados en las unidades, y que fueron trasladados a hospitales de la zona.

Tres horas después del choque, familiares de las víctimas reconocieron los cuerpos que yacían postrados en la parte trasera de la camioneta de pasajeros.

Uno de los ocho cuerpos sin vida fue hallado en el pavimento, a menos de 200 metros de distancia del siniestro.

Los familiares lloraron de indignación cuando se enteraron que la ambulancia dejó el cuerpo sobre el asfalto porque falleció en el camino.