Un muerto semanal por diálisis de Pisa en el IMSS

Protesta de derechohabientes del IMSS.

Un grupo de familiares y personas dializadas que son derechohabientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) protestaron esta mañana en el zócalo, donde dieron a conocer que de enero a la fecha, en Puebla ha muerto una persona con insuficiencia renal por semana, debido a las complicaciones que les ha generado la marca de laboratorio Pisa que les dota de fármacos y bolsas de diálisis.

Tan sólo este fin de semana, el dirigente del Movimiento por la Alternativa Social (MAS), Ricardo Jiménez Ávila, informó que fallecieron dos personas más en el Hospital de la Margarita y en San Alejandro, de quienes omitiremos sus nombres por respeto a sus familiares.

Por esta razón, dijo que harán dos plantones este día ante el Congreso del estado y la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CDH), organismo que se ha negado a investigar y defender las garantías de los poblanos.


Al Congreso del estado demandamos su intervención y mediación para solicitar un punto de acuerdo en el que se le solicite al IMSS informe del estado que guarda las instalaciones, personal médico y atención medica de los pacientes dializados en Puebla, reclamó.

Relató que de inicios de febrero del 2016 a la fecha, el cambio de empresa de Baxter a Pisa ha complicado la salud de los pacientes dializados, inclusive ocasionando la muerte de un paciente por semana.

En ambas dependencias –adelantó- entregarán un escrito firmado por los agraviados y sus familiares, para exigir en primera que el IMSS dote de material de primera calidad, como las que ofrece Baxter, así como la intervención de las autoridades para investigar las muertes y sancionar a los responsables.

El documento está firmado por Abraham Vera Almaguer, Roberto Amaya Jiménez, Marcelino Jerónimo López, Rosa Lara Tecayehuatl, Karla Maura Ugarte Guerrero, Rubén Guzmán Rojas, Lady Mar Bernabé Cruz,  David Martínez Rangel, Leticia García Téllez, Alejandro Cruz Soriano, Francisco Javier Zenteno, José Hugo Sergio Gasca Hernández, Antonio Andrés Hernández Contreras, Bertha Violeta García Arévalo, María de Lourdes Jiménez Balbuena, María de los Ángeles Eloina Rojas Cruz, María Edith Yáñez y Leticia García Téllez. Todos pacientes atendidos en el Instituto Mexicano del Seguro Social en Puebla.

Jiménez Ávila expuso que los agraviados son personas que padecen deficiencia renal crónica, que los ha obligado a utilizar una diálisis peritoneal en forma cotidiana; sin embargo, a raíz del cambio de marca de laboratorio a Pisa se ha mermado la salud de las personas.

Aclaró que estos señalamientos se sustentan con los diagnósticos de los nefrólogos, así como de las actas de defunción de los derechohabientes.

Explicó que la persona enferma fue la última en enterarse del cambio de laboratorio, pues a sus domicilios solo les llegó la notificación del IMSS que ya no contarían con la anterior proveedora.

Con este nuevo sistema hoy las personas padecen peritonitis aguda. En la consulta que tienen con el nefrólogo les comentaba que al cambiarse el sistema se había incrementado el padecimiento de peritonitis aguda originado, tal vez por una falta de higiene en el uso del equipo o por remanentes que se quedaban en la cavidad peritoneal por una deficiencia en el vaciado, explicó.

Ricardo Jiménez acusó que el cambio de empresa fue realizado por el IMSS “con la finalidad de reducir costos por paciente, poniendo en riesgo la vida de los más de 2 mil personas que hoy por hoy ya se ha incrementado el número de decesos por unos cuantos pesos”.

También acusó que el Seguro Social le subrogó a la clínica HD el servicio de la hemodiálisis, la cual no cuenta con las condiciones médicas necesarias para ello.