En último día de actividades, diputados morenovallistas aprueban concesionar el Tren Turístico a Carreteras de Cuota Puebla

FOTO: esimagen / Ramón Sienra

En el último día de actividades de la 59 Legislatura del Congreso del estado, los diputados morenovallistas aprobaron con 35 votos a favor y dos en contra para concesionar a un particular el tren turístico Puebla-Cholula, uno de los proyectos fallidos del ex gobernador panista Rafael Moreno Valle.

Los legisladores hicieron modificaciones al organismo Carreteras de Cuota Puebla (CPP) para que pueda entregar la administración del tren a un tercero.

Se trató del punto número 14 del día, de una maratónica sesión ordinaria, en el que los morenovallistas hicieron todos los cambios necesarios no sólo para “blindar” a Martha Érika Alonso, gobernadora electa de Puebla, elección que se encuentra impugnada por Morena.


Los diputados efectuaron diversos cambios al “Decreto que crea el organismo público descentralizado CPP”, a propuesta del gobernador Antonio Gali Fayad.

Llama la atención que Gali Fayad hasta cierto punto se había mantenido al margen de los “negocios” de su antecesor, sin embargo, con esta iniciativa confirma lo contrario.

Las modificaciones al Artículo 19 del decreto en mención faculta al director General de Carreteras de Cuota de Puebla para otorgar concesiones, autorizaciones o asignaciones para la “la prestación de servicio público de transporte ferroviario de pasajeros, en las modalidades de regular urbano y especial turístico”.

Los cambios a la Ley también incluyeron la reforma al Artículo 1, a dos fracciones del 3 y 6, a tres fracciones del 13, así como a doce fracciones del 19.

Entre ellos, se puede resumir que las  modificaciones consideran el “servicio público de transporte ferroviario de pasajeros” , y no de “servicio de transporte público masivo”, que incluye las dos líneas de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) y sus complementarios.

El proyecto del polémico tren turístico, que en su momento frenó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), por construir una de las terminales sobre la base de la pirámide de Cholula, la más grande del mundo.

Desde enero de 2017, el tren turístico recorre ocho kilómetros de vía y su operación se encuentra asignada al gobierno estatal, que fijó una cuota de 30 pesos a pasajeros residentes; y 60 pesos para turistas.

Como sucedió en la mayoría de las reformas avaladas por la fracción morenovallista (PAN, PRD, Movimiento Ciudadano y PT), sólo los legisladores Socorro Quezada Tiempo y Julián Peña Hidalgo votaron en contra.