41 por ciento del presupuesto estatal no será fiscalizado por la Federación

De los 67 mil 689 millones de pesos del presupuesto 2015 de Puebla, el gobierno del estado tendrá manga ancha en el manejo de 41 por ciento de los mismos debido a que corresponden al ramo 28 y a ingresos fiscales que no están etiquetados por la Federación.

La fiscalización de esos recursos quedará en manos del Congreso local, donde la mayoría de los diputados son afines a la administración de Rafael Moreno Valle Rosas por pertenecer a las bancadas del PAN, del PRD, de Nueva Alianza, de Compromiso por Puebla y de Pacto Social de Integración.

Tan solo por concepto del ramo 28 el gobierno estatal estima ingresos por un monto de 22 mil 827 millones de pesos, mientras que espera captar 5 mil 157 millones de pesos en el cobro de impuestos, derechos, productos y multas.


Las participaciones federales o ramo 38 son recursos que la Federación transfiere a las entidades federativas y que las autoridades estatales y municipales ejercen libremente “en la producción de bienes y servicios que consideren necesarios”, según especificaciones de la Cámara de Diputados.

Esa bolsa de recursos es pagada a los estados a través del Fondo General de Participaciones y del Fondo de Fomento Municipal, por los derechos sobre la extracción de petróleo, por el impuesto sobre comercio exterior, por el impuesto especial sobre producción y servicio, por el impuesto sobre tenencia y por el impuesto sobre autos nuevos.

En tanto, las aportaciones federales o ramo 33 son recursos etiquetados o condicionados, porque la Federación determina en qué se deben gastar, y por ese concepto Puebla espera ingresos por 29 millones 164 mil pesos, lo que representa 43 por ciento del presupuesto anual.

Otra de las fuentes de ingresos en los que el gobierno estatal se ve obligado a someterse a procesos de fiscalización federales son los convenios y programas, a través de los cuales estima la llegada de 10 mil 519 millones de pesos.

Seguro Popular,

el más cuantioso

 

De los 10 mil 519 millones de pesos que se esperan por convenios y programas, 4 mil 716 se destinarán al Seguro Popular y 3 mil 384 a la Universidad Autónoma de Puebla (UAP), según la Ley de Egresos del estado 2015.

Los 2 mil 419 millones de pesos restantes se reparten en otros 18 convenios y programas, entre los que hay apoyos para el desarrollo de la oferta turística, el fondo metropolitano de Puebla y Tehuacán, el fondo nacional de emprendedores y el fondo regional.

Otros de los programas y convenios que cuenta con presupuesto corresponden a la implementación de la reforma al sistema de justicia penal, la modernización integral del registro civil con entidades federativas, el pago de cuota alimenticia por internos del fuero federal, el programa agua limpia y el programa de infraestructura indígena.

En la lista también se encuentra el programa medio ambiente y recursos naturales, el programa nacional forestal, el programa para incentivar el desarrollo organizacional de los consejos de cuenca, el programa de construcción y rehabilitación de sistemas de agua potable, programa de tratamiento de aguas residuales y el Programa de Inclusión Social.

En la exposición de motivos de la Ley de Egresos 2015, el Poder Ejecutivo local explica que la participación del gobierno federal en la ejecución de programas y proyectos “se centra en el logro de resultados claros con objetivos firmes, mediante acciones coordinadas que cumplan y atiendan aspectos específicos del desarrollo económico y social de la entidad”.

El gobierno del estado, se ahonda en el documento más adelante, garantiza que “destinará suficiencia presupuestaria para cubrir” la aportación de la Federación “con base en las prioridades definidas en la política de gasto”.