Moreno Valle solapó a bandas de huachicoleros, asegura Barbosa

Aplicación de la justicia: la sociedad poblana se encuentra en uno de sus momentos más oscuros, resultado de seis años de mal gobierno.

Tehuacán. El senador de la República, Luis Miguel Barbosa, recientemente nombrado coordinador estatal de organización en el partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), se autodefinió como el único enemigo de Rafael Moreno Valle, a quien acusó de solapar durante su gobierno el surgimiento y fortalecimiento de las bandas dedicadas al robo de combustible.

Barbosa Huerta aseveró que no le tiene miedo al ex mandatario poblano y adelantó que en el estado trabajará de forma férrea para impedir que la continuidad del morenovallismo, para lo cual dijo que va a buscar un diálogo con todos los liderazgos de Morena a fin de pactar un trabajo que permita crear una verdadera estructura para la defensa del voto en 2018, donde dijo que lo más importante para ese partido será llevar a Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de la república.

Aseveró que en las elecciones del próximo año se van a enfrentar a dos frentes, el del PRI que contará con el apoyo federal y el del PAN, cuyos candidatos van a estar apoyados por todo el poder público estatal y el sector de la iniciativa privada que coincide con la ideología de la derecha, ante lo cual dijo que lo único que queda a la militancia de la izquierda es unirse, porque de lo contrario “nos van a hacer pedazos, nos va a pasar un ferrocarril del poder y ni nos vamos a dar cuenta”.


Para el fortalecimiento de la estructura de Morena, dijo, primero se va a revisar si se cuenta con ella en todos los distritos y secciones para luego capacitar a quienes formen parte de la misma y donde no la haya se tendrán que crear, para de ese modo tener cubiertas todas las secciones con gente que sepa cómo efectuar el trabajo tanto de promoción como de defensa del voto.

Barbosa Huerta expuso que en Puebla es necesario crear un proyecto de nación que se empate con el que tiene López Obrador, dentro del cual debe haber una agenda para los pueblos indígenas, para la preservación y defensa del medio ambiente, la equidad de género, el desarrollo profesional, así como para garantizar la seguridad para el estado y acabar con el flagelo de los feminicidios.

Para el senador hay todas condiciones en el estado y en todo el país, para alcanzar la transformación que se requiere por lo que dijo que con Morena “vamos a provocar una rebelión ciudadana, me siento con la fuerza, me siento con la experiencia, me siento con la capacidad para encabezar esos trabajos y lo van ustedes a ver”.

Miguel Barbosa dejó claro que no tiene ningún tipo de preferencia entre quienes aspiran a candidaturas en el estado, pues destacó que va a hablar con todos los que buscan estar en la contienda por considerar que todos tienen algo positivo que aportar para ese objetivo; sin embargo, insistió en que por sobre todos esos intereses se debe anteponer el más importante que es ganar la presidencia de la república, ya que de nada sirve tener una alcaldía o una gubernatura si no se logra llevar a los Pinos a López Obrador, porque lo más urgente es un cambio de régimen nacional.

Expuso que ese partido requiere contar con una plantilla de candidatos que tengan la capacidad para competir, así como incorporar a la lucha política a toda la gente que aún están a la expectativa y sin definir su posición sobre el 2018, de modo que Morena se vuelva un gran instrumento al servicio de la sociedad.