Domina RMV Poder Judicial; colocó a 16 de los 23 magistrados

El ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas colocó en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Puebla a 16 de los 23 magistrados que lo integran, con el aval del Congreso de Puebla, gracias a la mayoría que el PAN mantiene en ese poder del estado desde 2011.

El número podría incrementarse a 17 debido a que se encuentra pendiente la designación del reemplazo de Manuel Nicolás Ríos Torres, miembro de la “vieja guardia” que suma con él siete magistrados.

Moreno Valle perderá la mayoría panista en el Congreso de Puebla a partir de la próxima legislatura –que dará inicio el 15 de septiembre–, pero conservará el control sobre el Poder Judicial, a lo que se sumará el arribo de su esposa Martha Érika Alonso Hidalgo al gobierno del estado el 15 de diciembre, en caso de que los tribunales electorales validen la elección del 1 de julio.


Dos magistrados enfrentan acusaciones de corrupción

Como gobernador de transición, Moreno Valle se enfrentó a un Poder Judicial dominado por personajes vinculados a las administraciones del PRI, pero desde su primer año de mandato inició la colocación de personajes cercanos a su grupo político.

Durante su sexenio, envió al Congreso de Puebla 16 ternas de la que salieron designados el mismo número de magistrados, dos de los cuales ya no forman parte del TSJ ante presuntos actos de corrupción. Tal es el caso de José Roberto Flores Toledano, quien ocupó la presidencia del TSJ de febrero de 2013 a enero de 2018.

Medios de comunicación locales informaron que antes de dejar el cargo, Flores Toledano autorizó adjudicaciones directas por 29 millones de pesos, así como el pago de honorarios sin justificación, por lo que se inició una investigación en su contra.

El segundo caso corresponde a José Saúl Gutiérrez Villarreal, quien renunció al cargo en febrero pasado en medio de acusaciones mediáticas de tráfico de influencias.

Magistrado morenovallista es detenido por la Fepade

Otro de los magistrados que llegó al TSJ como propuesta de Moreno Valle es Raymundo Israel Mancilla Amaro, quien fue detenido por elementos de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) el 3 de julio pasado, por estar presente en un centro de operación del PAN que desmanteló Morena y el Partido Encuentro Social (PES).

Mancilla fue liberado al día siguiente tras el pago de una fianza, pero no podrá salir del estado porque debe estar disponible ante posibles requerimientos, según medios de información.

Morena y el PES, integrantes de la coalición “Juntos Haremos Historia” –de la que también forma parte el PT–, acusaron que en ese lugar se clonaba material electoral para elevar la votación de los candidatos de Acción Nacional del proceso electoral de este año, entre estos la de Martha Érika Alonso.

La lista de los magistrados propuestos por Moreno Valle

En 2011 Moreno Valle envió al Congreso de Puebla cinco ternas de las que resultaron designados Jorge Ramón Morales Díaz, Joel Daniel Baltazar Cruz, María Belinda Aguilar Díaz, Amador Coutiño Chavarría y José Roberto Flores Toledano.

En 2012 el Poder Legislativo convirtió en magistrados a Marcela Martínez Morales, José Bernardo Armando Mendiolea Vega, José Octavio Pérez Nava, Jared Albino Soriano Hernández, Alberto Miranda Guerra, María de los Ángeles Camacho Machorro, José Saúl Gutiérrez Villarreal y Roberto Grajales Espina.

Las últimas propuestas que Moreno Valle realizó de manera directa derivaron en la incorporación al TSJ de Héctor Sánchez Sánchez, Gabriel Marcos Moreno Gavaldón y Raymundo Israel Mancilla Amaro, de los cuales el primero sucedió a Flores Toledano en la presidencia, ya en el gobierno actual de Antonio Gali Fayad.

Héctor Sánchez fue síndico de Puebla tras formar parte de la planilla que Gali encabezó en 2013 como candidato a la presidencia municipal de la coalición que conformaron el PAN, PRD, Movimiento Ciudadano (MC), Compromiso por Puebla (CPP) y Pacto Social de Integración (PSI).

Se premia al amiguismo, nepotismo y compadrazgo: Socorro Quezada

El Congreso de Puebla designó ayer a los últimos dos magistrados del TSJ, en medio de acusaciones de que el voto mayoritario de los diputados obedeció a la cercanía de los perfiles con Moreno Valle, pese a que las ternas las envió Antonio Gali.

Los nuevos integrantes del tribunal son José Montiel Rodríguez e Ignacio Galván Zenteno, de los cuales el primero fungió como subsecretario Jurídico de la Secretaría General de Gobierno (SGG) durante la administración morenovallista y el segundo es esposo de Arely Sánchez Negrete, quien forma parte del gabinete de Gali como titular de la Secretaría de Salud.

“Todo el camino de las instituciones (en Puebla) está allanado para los morenovallistas y estos personajes son personajes muy cercanos al morenovallismo, parece que se premia más el amiguismo, nepotismo y compadrazgo”, expresó la diputada del PRD Socorro Quezada Tiempo, quien fue una de las cuatro legisladoras que votó en contra de las designaciones.

De la “vieja guardia” del TSJ forman parte Enrique Flores Ramos, Margarita Gayosso Ponce, Ricardo Velázquez Cruz, Arturo Madrid Fernández, Elier Martínez Ayuso, Joel Sánchez Roldán y Manuel Nicolás Ríos Torres.