Jóvenes migrantes de Ozolco consolidan el Festival Música entre volcanes

Este fin de semana, por tercer año, jóvenes migrantes de la comunidad de San Mateo Ozolco realizarán el Festival Música entre volcanes, un proyecto que si bien gira en torno a la música, tiene como base la posibilidad de hacer que quienes retornan de Estados Unidos desarrollen proyectos productivos en su comunidad de origen.

En esta población de alrededor de tres mil habitantes, explica Leobardo Téllez, los jóvenes migran a los 17 u 18 años de edad, hacia la ciudad de Philadelphia, para luego regresar después de los 30 años.

Con ello, actualmente, existe una mayoría poblacional de adultos y viejos, que se refleja en el abandono del campo, el principal motor de esta región que convive con el volcán Popocatépetl y presume su maíz azul endémico.


Durante una rueda de prensa, Leobardo Téllez, Israel Sandoval y Alejandro Meneses, anunciaron este festival que es organizado, en un 90 por ciento, por jóvenes migrantes.

Indicaron que este año, el Festival Música entre volcanes se realizará el sábado 28 de abril, a partir de las 12 horas y hasta las tres de la mañana del domingo 29 de abril.

Este horario, dice Alejandro Meneses, permite que tras los conciertos, los asistentes acampen y “vean las estrellas que nunca han visto”, en un cielo despejado al amparo del volcán.

La dinámica, abunda, implica la exposición de los proyectos productivos de 12 a 16 horas del sábado, luego los conciertos vespertinos y nocturnos, para despertar el domingo con una caminata y un temazcal.

Sobre los proyectos productivos destaca que estos se han generado en la comunidad a partir del impulso que les han dado los jóvenes migrantes. Nombra a Mazolco, empresa de tortillas y totopos de maíz azul que se exporta hacia Estados Unidos; Tihuan, un grupo de mujeres artesanas que usan la hoja de maíz y las semillas; el centro ecoturistico El Rinconcito que tiene producción de trucha; la heladeria Coyotitla y el grupo cultura Yolotequitl, organizadores de la feria del pulque en el propio Ozolco.

Asimismo, este año el festival tendrá un acento particular asentado en la colectividad. Para ello, expuso que han invitado a colectivos de las comunidades vecinas de Nealtican, a través del colectivo Tlacuilcani de mujeres que hacen labor social con talleres radio; San Nicolás de los Ranchos, representado en el colectivo juvenil estudiantil dedicado a la fotografía, y  otro grupo más de Calpan, con chicos que realizan labores sociales a la par de caminata y senderismo.

Esta vez, indican los organizadores, el festival cuenta con el apoyo de la organización no gubernamental Estación cero, el colectivo Subterráneos y el festival Orígenes, que se realiza en Colombia.

Entre las 15 bandas invitadas destacan Santiclub desde Colombia, Relicario de Puebla, la industria del sabor y Elemento rústico de la Ciudad de México, y el cierre a cargo del reconocido grupo de ska Los santísimos snorkles.

Para entrar al Festival Música entre volcanes, que cuenta con apoyo de las autoridades locales, que dan vigilancia y servicios médicos, hay que cubrir una cuota de 200 pesos, aunque para miembros de las comunidades arriba citadas baja a un precio significativo.

Para más información se puede visitar el sitio de Facebook Música entre volcanes o acceder al sitio electrónico www.musicaentrevolcanes.com.mx