Empate técnico entre MEAH y Barbosa; a la candidata del PAN le pesa la figura de RMV

Una encuesta del periódico Reforma ubica a Martha Érika Alonso Hidalgo de la coalición Por Puebla al Frente y Luis Miguel Barbosa Huerta de Juntos Haremos Historia en empate técnico en la contienda por la gubernatura de Puebla, cuando faltan 11 días para la jornada electoral.

Además, 78 por ciento de los ciudadanos consultados en el estudio coincidió que de ganar Alonso la elección del 1 de julio próximo, su esposo, el ex mandatario local Rafael Moreno Valle Rosas, intervendría en las decisiones de su administración.

La encuesta se llevó a cabo del 13 al 18 de junio a mil electores del estado con una boleta simulada y una “no respuesta” de 19 por ciento del total de participantes.


Ante la pregunta “si hoy fuera la elección de gobernador, ¿por quién votaría?, 41 por ciento mencionó a la candidata del frente que integraron el PAN, PRD, Movimiento Ciudadano (MC), así como los partidos locales Compromiso por Puebla (CPP) y Pacto Social de Integración (PSI).

Miguel Barbosa de Morena-PT-PES se llevó 38 por ciento de las menciones, Enrique Doger Guerrero del PRI 18 por ciento y Michel Chaín Carrillo del PVEM 3 por ciento.

En un frente a frente, es decir, sin tomar en cuenta al resto de los abanderados, la ex presidente del DIF estatal tiene una preferencia de 44 por ciento y el senador con licencia de cargo de PT–Morena 37 por ciento.

70% cree que es mejor un cambio de partido en el poder

La encuesta también midió el ánimo de alternancia entre los electores y un grueso de los mismos, 69 por ciento, consideró que es mejor para Puebla un cambio de partido en el gobierno, mientras 26 por ciento se pronunció a favor de la continuidad del PAN.

En cuanto a la relación matrimonial entre Martha Érika Alonso y Moreno Valle, 56 por ciento expresó su desacuerdo con que la candidata de “Por Puebla al Frente” busque ser la próxima gobernadora ante un 35 por ciento que se dijo de acuerdo.

Martha Érika Alonso, mejor evaluada en atributos

Alonso salió mejor evaluada al medir sus atributos, pues 45 por ciento señaló que mejoraría los servicios de salud, 43 por ciento la consideró más apta para gobernar, otro 43 por ciento que reduciría los feminicidios, 39 por ciento que haría el estado más seguro, 33 por ciento que combatiría mejor el narcotráfico y 28 por ciento el robo de combustible. En esos mismos tópicos, Migul Barbosa obtuvo 23, 30, 22, 26, 23 y 27 por ciento, respectivamente.

Al medir los atributos negativos, Alonso también sacó ventaja a Barbosa, ya que 25 por ciento consideró que le haría más daño a Puebla, mientras 33 por ciento cree eso de su adversario de Morena.

Asimismo, 21 por ciento indicó que la militante del PAN es la candidata más corrupta, ante un 27 por ciento de Barbosa; y 20 por ciento estimó que “robaría más en el gobierno” ante un 27 por ciento del candidato lopezobradorista.