Más de 200 beneficiarios del programa 65 y Más ya fallecieron

Tehuacán. Más de 200 adultos mayores que se encontraban suscritos al programa 65 y Más, ya fallecieron y otra cantidad similar se encuentran en riesgo de perder el apoyo, debido a que no han cumplido con la prueba de vida, que consiste en presentarse cada determinado tiempo para confirmar que siguen existiendo.

Elías Sosa, representante de la Secretaría de Desarrollo Social, destacó que le entregaron una lista de más de 400 personas que no hicieron su prueba de vida, ante lo cual se hizo una visita casa por casa, con el objetivo de investigar las razones por las cuales no se cumplió con ese requisito.

Durante esa labor se detectó que 50 por ciento de las personas incluidas en esa lista ya fallecieron, mientras que a la otra mitad todavía no se les logra encontrar, algunos se sabe que cambiaron de domicilio y otros más simplemente se desconoce su situación, por lo que se continúa en busca de esas personas.


Cuando un beneficiado no hace su reporte de vida durante tres ocasiones consecutivas, pierde su derecho al programa, por lo que urgió a aquellos que faltan por cumplir a que lo hagan de inmediato, para no causar baja.

El funcionario indicó que cuando una persona fallece, se hace el último depósito, de marcha, con el objetivo de que los familiares puedan disponer de ese recurso para recuperarse de los gastos del funeral, pero eso ya no se puede cubrir en el caso de todos los casos que ocurrieron, sin que la familia notificara del deceso.

A la fecha son 7 mil las personas de la esta zona que están afiliadas a ese programa, pero se tiene la encomienda de sumar otras mil 500, en este año, objetivo que se espera cumplir, a más tardar, en octubre, pues todavía faltan alrededor de 300.

Este mes, dijo Sosa, es de los más activos para el personal encargado de recibir los reportes de vida de los afiliados, debido a que muchos tienen que cumplir con ese trámite, pero posterior a ello ya solo irán cada seis meses, según lo que marcan las reglas de operación del programa.

Confió en que los beneficiarios no se atrasen con el cumplimiento de ese reporte, pues es a través de ello como se garantiza que sigan recibiendo el beneficio.