Imposición de Martha Érika Alonso, gracias a un arreglo de Peña y RMV, denuncia Bartlett

FOTO: esimagen / Ángel Flores

La elección en Puebla la arregló Enrique Peña Nieto con Rafael Moreno Valle Rosas, garantizó el senador Manuel Bartlett Díaz al afirmar que el presidente del país permitió al ex gobernador del PAN imponer a dos de sus alfiles como sucesores: Antonio Gali Fayad y ahora Martha Érika Alonso Hidalgo.

A cambio, Moreno Valle ha favorecido a firmas vinculadas a Peña con la asignación de obra pública que endeudó al estado, entre las que mencionó OHL –responsable del segundo piso de la autopista México-Puebla­­ y La Peninsular de la familia Hank –constructora del Museo Internacional del Barroco.

Manuel Bartlett, quien se incorporará al gobierno de Andrés Manuel López Obrador como director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), abordó el tema en entrevista con Carmen Aristegui, en la que aseguró que el objetivo del actual aspirante a la dirigencia nacional del PAN es mantener el control sobre Puebla para “seguir saqueando al estado”.


En la elección del 1 de julio, dijo que Moreno Valle tuvo que recurrir al fraude electoral “para que ganara su mujercita”, razón por la cual los comicios se encuentran impugnados por el candidato a gobernador de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES), Luis Miguel Barbosa Huerta.

Lamentó que Acción Nacional respalde las decisiones del ex gobernador poblano, pues sin el respaldo de ese partido de derecha a la postulación de Gali y Alonso su imposición al frente del Poder Ejecutivo local no hubiera sido posible.

“Es la corrupción de los partidos”, agregó Manuel Bartlett, quien gobernó Puebla del 1 de febrero de 1993 al 31 de enero de 1999.