Martha Érika Alonso no puede declararse ganadora hasta que se legitime la elección: Sindemex

Solo hasta que Martha Érika Alonso Hidalgo pase el filtro de recuento voto por voto, podrá declararse ganadora, consideró Francisco Romero Serrano, dirigente de Sindemex.

En conferencia de prensa, se pronunció por llevar a cabo todo el conteo de las actas y de persistir anomalías, que se anule la elección de gobernador.

Demandó que se investigue el posible fraude electoral hasta las últimas consecuencias a fin de legitimar el resultado y descartar que hubo irregularidades.


Por otro parte, comentó que en el supuesto de que la ex presidenta estatal del DIF en el sexenio Rafael Moreno Valle, asuma la titularidad del Poder Ejecutivo, deberá abrir las puertas a todos los sectores y organismos, a diferencia de lo que hizo su marido.

Asimismo, consideró que el hecho de que Morena haya ganado la Presidencia de México y en el caso de Puebla la mayoría de diputados locales, permitiría un equilibrio de poderes.

De esta forma, Alonso Hidalgo no tendría forma de comprar a diputados como ocurrió en el sexenio morenovallista, donde uno de los casos -acusó Romero Serrano- fue el de José Luis Márquez Martínez, quien obtuvo contratos de la Secretaría de la Contraloría, en tiempos de Patricia Leal Islas, para despachos contables que maneja su esposa.

El líder de Sindemex confío en que el nuevo Congreso del Estado sea incorruptible, a diferencia de los anteriores en donde los priistas se vendieron o se prestaron al cambio de bienes para favorecer al morenovallismo.

“Si hay desviación a través de efectivo, cañonazos, difícilmente tendremos un estado con justicia”, opinó el empresario.

Por otra parte, pidió a los legisladores federales electos trabajar para aumentar el presupuesto para salud, ya que actualmente solo se destina el 3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que en otros países de la OCDE llega a los 9 puntos porcentuales.

Romero Serrano dijo que a nivel país, en 2016 todavía 15 por ciento de la población, equivalente a 19 millones de personas, presentó carencias por acceso a servicios de salud, de los cuales se estima que en Puebla se concentra alrededor de 4 por ciento, unos 760 mil habitantes, aunado a que seis de cada 10 carecen de seguridad social.

El cambio en la pirámide poblacional, el crecimiento de enfermedades incapacitantes, el envejecimiento y el cambio epidemiológico, dijo, ya son tangibles, al grado que podemos presumir que México es un país de pobres con enfermedades de ricos.