Marichuy se pronunció en Tehuacán contra hidroeléctrica en la Sierra Negra

Tehuacán.- María de Jesús Patricia Martínez, vocera del Consejo Indígena de Gobierno, quien aspira a ser candidata independiente a la presidencia de la república, estuvo de visita en Tehuacán, desde donde se pronunció en contra de los proyectos de muerte y de manera específica de la instalación de la hidroeléctrica sobre los ríos Coyolapa y Atazala.

Tras una caminata, Marichuy hizo su arribo al zócalo de esta ciudad donde fue acompañada por diferentes organizaciones, entre ellas el Movimiento Agrario Indígena Zapatista (MAIZ), que la recibieron y animaron a no desmayar en la defensa de los derechos de los pueblos originarios.

Desde esa ciudad condenó las acciones de los empresarios de la Minera Autlán y del propio Gobierno que se vale del dinero para contratar matones y amenazar a quienes se oponen a la instalación de la hidroeléctrica en la Sierra Negra, ante lo cual llamó a las personas de esa zona a que no confíen en los capitalistas, los gobiernos o las empresas porque prometen que nada dañarán, pero terminan por despojar a los pueblos de sus riquezas “y en todos lados vemos la destrucción y muerte que dejan a su paso”.


Consideró que es el momento de los pueblos indígenas de no rendirse ni venderse, porque arriba todos los políticos se apresuran a conquistar a los inversionistas, mineros nacionales y extranjeros, pero abajo la única opción que se tiene es defender los derechos y territorios, ya que más de 20 millones de hectáreas en todo el país están divididas en decenas de miles de lotes mineros.

Recordó que la defensa de la tierra y la condena a los proyectos de muerte es una encomienda del Consejo Indígena de Gobierno, porque es evidente que está en riesgo la vida de los pueblos y la madre tierra, por lo que adelantó que independientemente de si consigue llegar a la candidatura, va a continuar con el acompañamiento a los pueblos que mantienen luchas como la de la Sierra Negra, para impedir que esos proyectos terminen por imponerse.

La ambición no es solo de los grupos de la delincuencia organizada o los grandes empresarios, sino también de los gobiernos que se disputan las tierras ancestrales, porque en ella ven la gran riqueza de minerales que se tienen, pero ahí es donde los pueblos indígenas se mantienen en una lucha que da paso para que nazcan nuevos tejidos de organización, aseveró.

No Marichuy hizo hincapié en el hecho de que ya no solo son las comunidades indígenas las que se organizan para la defensa de la tierra, sino también los no indígenas, por lo que “con ellas, con ellos soñamos juntos la rebeldía, o sea el nuevo mundo en el que trabajamos los pueblos todos los días para construir desde abajo”.

Consideró necesario aprender a mirar, escuchar y sentir la lucha de otros pueblos originarios del país, así como para saber detectar la mentira, simulación y miedo de los poderosos y gobierno, para conocer la diferencia que impida creer en los que despojan a la gente de sus derechos.

Expresó que la propuesta del Congreso Nacional Indígena es decidir todos juntos el destino de los pueblos y territorios, construir desde ahí el país que se quiere para todos, porque prácticamente en los pueblos originarios se vive una guerra, una histórica lucha en defensa de la tierra contra la amenaza capitalista que quiere despojar a los pueblos de los suyo.

“Nunca más un México sin Nosotros” se volvió a escuchar en la plaza central de Tehuacán, donde Marichuy confió en que las comunidades indígenas de esta zona le otorguen el apoyo para que pueda así alcanzar la candidatura independiente.