Marchan en Texmelucan para exigir la aparición de dos jóvenes

Tres desapariciones de jóvenes y adolescentes en los últimos dos años movilizaron a aproximadamente un centenar de personas en San Martín Texmelucan para exigir a las autoridades avances en las investigaciones.

El caso más reciente es el de Alondra, de 13 años de edad,  desparecida alrededor de las 13:30 horas del 8 de diciembre pasado.

Ella salió cerca de las 13:15 horas de la Escuela Secundaria 1 “Alfonso Briseño Ríos”, de San Martín Texmelucan; su casa se localiza a menos de diez minutos de la institución, caminó sobre la calle Libertad, de las más concurridas del municipio, y hasta ahora no hay indicios de su paradero.


Su madre, Guadalupe Trejo, explicó que la última vez que tuvieron contacto con Alondra fue cuando la dejaron en un Oxxo. Comercios ubicados en el trayecto que la adolescente seguía cotidianamente proporcionaron videos de sus cámaras de seguridad, pero en ninguno aparece ella.

En tanto acusó que durante el proceso para interponer la denuncia ante el Ministerio Público les pidieron dinero “para el refresco y dinero no lo tenemos, si lo tuviéramos créame que se daría el dinero”, de acuerdo a lo que denunció Angélica Romero Méndez, tía de la estudiante desparecida.

Ambas pidieron a la ciudadanía colaborar en la búsqueda y aportar datos que lleven a la ubicación de la adolescente.

Este jueves realizaron una protesta por las principales de calles de Texmelucan y frente a la presidencia municipal para pedir celeridad en las investigaciones, toda vez que cuando Alondra despareció se enfrentaron a una serie de obstáculos burocráticos.

 

A esa manifestación se sumó Martina Hernández, mamá de Karina García Hernández, de 22 años, desaparecida el 22 de agosto de 2016, en San Lucas Atoyanco.

La joven salió de su domicilio a las 6 de la tarde para encontrarse con una amiga, pero nunca regresó a su casa.

Su madre sospecha que el ex novio y un conocido de éste, fueron quienes la secuestraron, pero ambos están en libertad, ya que las autoridades indicaron que no hay pruebas que sustenten ese señalamiento.