Makxtum Kgalhaw Chuchutsip

 A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

AL PUEBLO DE MÉXICO

A LAS AUTORIDADES MUNICIPALES DE OLINTLA


A LA COMISIÓN PARA EL DESARROLLO DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS

A LA COMISIÓN ESTATAL DE AGUA Y SANEAMIENTO DE PUEBLA.

 

 Ante la ola de mentiras y difamaciones publicadas recientemente en contra de integrantes de nuestra organización totonaca Makxtum Kgalhaw Chuchutsipi, los y las integrantes de la organización manifestamos:

  1. Makxtum Kgalhaw Chuchutsipi no está vinculada a ningún partido político o grupo religioso. Nuestros objetivos son fortalecer el ejercicio de los derechos indígenas y la identidad del pueblo totonaco;  defender la Madre Tierra, la Madre Agua  y la vida de nuestros hijos e hijas ante el despojo que grandes empresas pretenden llevar a cabo con la imposición de proyectos de muerte; trabajar para seguir construyendo proyectos de vida a través de procesos de agroecología, bioconstrucción, educación y salud, recuperando los saberes de nuestros abuelos y aprendiendo del intercambio de experiencias con otros pueblos hermanos.
  2. Hemos venido trabajando en nuestras comunidades creando espacios de formación e intercambio de saberes entre comunidades totonacas, exigiendo a las autoridades y servidores públicos de los tres ámbitos de gobierno el cumplimento de su obligación de respetar, garantizar, proteger y promover los derechos humanos para terminar con el abuso de poder e injusticias  que por muchos años hemos vivido.
  3. En todas nuestras acciones hemos demostrado respeto, honestidad, responsabilidad, evitando siempre acciones violentas y de confrontación buscando construir acuerdos colectivos en asambleas en donde analizamos y tomamos decisiones bien fundamentadas, sin dejarnos llevar por rumores, desinformaciones o mentiras. Es únicamente, en los casos en que las autoridades no cumplen con su obligación de respetar y garantizar nuestros derechos que hemos hecho uso de la denuncia y las acción directa para exigirles el cumplimiento de su deber.
  4. Debido a lo anterior, no comprendemos por qué el presidente municipal de Olintla, Abdí Ramirez Pérez, del partido del PRI, y con quien hemos mantenido una buena relación en el pasado, está difamando a integrantes de nuestra organización en particular a nuestros compañeros Miguel Sánchez Olvera y Reynaldo Muñoz diciendo que mal informan para que nos opongamos a que se realice un proyecto de agua potable en el municipio y que buscan intereses personales, lo que es completamente falso ambos compañeros  siempre han demostrado un trabajo a favor del bien colectivo poniendo su tiempo y sus capacidades al servicio de la organización.
  5. Queremos dejar en claro que NO nos oponemos a que se realice el proyecto de agua potable en el municipio pues reconocemos que hay hermanos que no cuentan con este servicio y que el gobierno está obligado a garantizar nuestro derecho al agua establecido en el artículo 4º de la Constitución. Lo que estamos exigiendo a las autoridades municipales es que este proyecto se realice cumpliendo con el respeto a nuestros derechos  y cumpla los requerimientos técnicos a fin de asegurar que se logre el beneficio buscado, lo que no está ocurriendo.  
  6. Si bien el proyecto se fundamenta en un Acuerdo firmado entre CDI y la Comisión estatal de agua potable y saneamiento, debe cumplir con requerimientos técnicos a fin de asegurar que se logre el servicio que se busca con su construcción, evitando impactos negativos tanto en el abasto de agua como en los daños al medio ambiente.  Esto no se nos ha demostrado, por el contrario, nos preocupa que la Manifestación de Impacto Ambiental presentada a Semarnat fue rechazada con una serie de señalamientos que debieron haberse resuelto antes de iniciar la construcción del proyecto (resolutivo adjunto). 
  7. En junio del 2016 la SEMARNAT rechazó una manifestación de impacto ambiental señalando en el resolutivo que en la misma no se “justifica que con la realización del proyecto no se alteraría de manera significativa las zonas ecológicamente relevantes que posee el cauce … puesto que se estaría aprovechando más del 50% del gasto que tiene el manantial”. Esta es nuestra principal preocupación ya que los manantiales de donde se quiere llevar agua a otras comunidades abastece a nuestra comunidad de Bibiano Hernández.  También señala SEMARNAT que el documento técnico revisado “no demuestra que la ejecución del proyecto no causará desequilibrios ecológicos” y que “mientras no cuente con la autorización en materia de impacto ambiental …. las obras no podrán ser realizadas”.
  8. Por otra parte, el primer requisito que la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) señala en su página web para llevar a cabo el Programa de Infraestructura Indígena del cual forma parte este proyecto de agua potable, es “Contar con la aprobación de la población beneficiaria”. Esto no se ha cumplido, ya que la construcción del proyecto inició metiendo una máquina en terrenos de personas a las cuales ni se informó y mucho menos se pidió autorización, dañando sus cultivos.
  9. Reiteramos que no nos oponemos a la construcción del proyecto de agua potable en el municipio, lo que exigimos es que se realice sin violentar los derechos de ninguna persona del municipio, teniendo la aprobación de la población, dando la información completa y amplia sobre el mismo y cumpliendo con los requerimientos técnicos para proteger el medio ambiente y nuestro derecho al agua, así como nuestra identidad ya que el manantial que se podría afectar es un lugar sagrado para nosotros.  Consideramos que es conveniente destinar el tiempo necesario a fin de cumplir con lo anterior y no ejecutar una obra que inició violando nuestros derechos humanos, nuestro derecho a la información y participación, dañando cultivos de varios compañeros y difamando a integrantes de nuestra organización.
  10. Denunciamos que el presidente auxiliar de nuestra comunidad, así como de otras localidades del municipio, están avalando el proyecto sin cumplir con su obligación de proteger los derechos ciudadanos. Es por ello que la comunidad decidió el lunes 31 de julio cerrar la presidencia auxiliar hasta que las autoridades auxiliar y municipal den a conocer los estudios y autorizaciones con que cuenta el proyecto y garanticen que el abasto de agua para nuestra comunidad no se verá afectado.
  11. Exigimos a las autoridades municipales terminar ya con las difamaciones y descalificaciones a integrantes de nuestra organización y con la información a otras comunidades de Olintla de que nos oponemos a la construcción del proyecto de agua potable, acciones que sólo buscan confrontarnos entre hermanos totonacos. Exigimos también  brinden información amplia y completa del proyecto que se quiere construir, realicen los estudios ambientales e hídricos necesarios para garantizar buenos resultados del proyecto, reparen los daños causados a los compañeros cuyos cultivos fueron dañados.
  12. Manifestamos nuestra disposición al diálogo respetuoso y a colaborar con las autoridades para trabajar para que toda la población de nuestro municipio pueda tener acceso al agua potable. Confiamos que la decisión para trabajar por el bien de toda la ciudadanía de Olintla se sobreponga a la intención de generar confrontación lo que sólo beneficia a intereses políticos partidistas.

 

 

Olintla

 

 

Olintla, Puebla, 1 de agosto de 2017.

 

                                            POR EL RESPETO A LOS DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS

                                                                   MAKXTUM KGALHAW CHUCHUTSIPI