Machismo priva a mujeres de participar activamente en la política: Sepicj

El machismo priva en las comunidades rurales y eso impide que las mujeres puedan tener una participación importante en materia política resaltó María de los Ángeles Ponciano García, colaboradora de la organización Servicio de Promoción Integral Comunitario Juvenil (Sepicj).

 

En el marco del foro Liderazgo Político de la Mujer, Ponciano García expresó que aún existe mucha renuencia en las poblaciones para visibilizar a la mujer como un actor político, pues su reconocimiento se limita solo a su papel de esposa o madre y al cumplimiento de labores del hogar.


 

Como ejemplo citó el hecho de que fueron pocas las féminas que tuvieron participación en planillas para los ayuntamientos, lo cual se debe a que se ha normalizado la idea de que las decisiones importantes tanto en el hogar como en la sociedad las deben tomar solamente los varones, porque la mujer no tiene voz ni voto.

 

Sepicj lleva a cabo un programa nacional en coordinación con el Instituto Nacional Electoral, que busca impulsar la participación política de las mujeres, el cual aplica en Ajalpan, ZInacatepec y Zapotitlán Salinas, pero se extendió la invitación a féminas de otros municipios aledaños como San José Miahutalán, Coyomepan y Zoquitlán.

 

Fueron alrededor de 60 las que se concentraron en el foro donde se les dotó de conocimientos para la participación política. Entre los temas que se vieron está la gobernanza, democracia, política de la mujer, así como equidad de género, destalló la entrevistada.

 

Aclaró que el trabajo que desarrolla su organización no tiene fines partidistas, sino que busca promover la igualdad de género y el desarrollo comunitario, por lo que se busca a las líderes de las poblaciones seleccionadas, para trabajar con ellas como un punto de arranque, pues la idea es que el conocimiento alcance a todas.

 

Para decidir el primero grupo de trabajo se selecciona a las mujeres que tienen una participación activa en diferentes ámbitos como lo son los comités escolares, la labor en las iglesias y las promotoras de proyectos o programas.

 

María de los Ángeles reconoció que en la elección del pasado primero de julio sí se vio una participación nutrida de mujeres pero fue solamente en el acto de ejercer el derecho a sufragar, sin embargo se les cerraron las puertas al momento de definir candidaturas.