Los ciudadanos votaron contra las imposiciones y el fraude electoral: AMLO

En el primer mensaje que dirigió al país como presidente electo, Andrés Manuel López Obrador afirmó que los ciudadanos votaron el 1 de julio contra las “imposiciones” y los “fraudes electorales”, así como por funcionarios que impartan justicia sin consigna ni servilismo.

“No olvidemos nunca que debemos la apertura de estos nuevos horizontes al pueblo soberano que está por encima de individuos, grupos o facciones, por poderosos que sean o que parezcan”, manifestó ante el pleno de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, tras recibir la constancia de mayoría.

En tanto, la presidente de la Sala Superior, Janine Otálora Malassis, reconoció la complejidad del proceso electoral ante la violencia que se registró a lo largo del mismo; sin embargo, agregó que “los hechos permiten constatar que se desarrolló con apego a la ley”.


AMLO ofrece respeto a la división de poderes

En la entrega de la constancia de mayoría a López Obrador y la declaración de validez de la elección estuvieron presentes ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), magistrados de todas las salas del TEPJF, así como el presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello.

Ante ese público, el ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México señaló que las instituciones tienen la responsabilidad de “asimilar correctamente los sentimientos expresados por el pueblo al emitir el sufragio y ser ejecutores escrupulosos y fieles de ese mandato”.

Agregó que “la ciudadanía plasmó en su sufragio el anhelo de que los encargados de impartir justicia no actúen por consignan y tengan el arrojo de sentirse libres para aplicar sin cortapisas ni servilismo el principio de que al margen de la ley nada y por encima de la ley nadie”.

En lo que le corresponde como titular del Poder Ejecutivo federal, dijo que actuará con rectitud y con respeto a las potestades y soberanía de los otros poderes y los órganos autónomos.

“Ofrezco a ustedes, señoras y señores magistrados, así como al resto del Poder Judicial, a los legisladores y a todo los integrantes de las entidades autónomas que no habré de entrometerme de manera alguna en las resoluciones que únicamente a ustedes competente.

“En el nuevo gobierno, el presidente de la República no tendrá palomas mensajeras ni halcones amenazando. Ninguna autoridad encargada de impartir justicia será objeto de presiones ni peticiones ilegitimas cuando esté trabajando en el análisis, elaboración o ejecución de sus dictámenes y habrá absoluto respeto por sus veredictos”.

Ciudadanos, hartos del influyentismo de sus autoridades

Al ahondar en el análisis de las motivaciones que llevaron a los ciudadanos a elegirlo presidente de México, consideró que entre éstas está un hartazgo generado por la “prepotencia, el influyentismo, la deshonestidad y la ineficiencia” de la clase gobernante.

“La gente votó para que exista en México un verdadero Estado de Derecho; el pueblo quiere legalidad, no la simulación que en la aplicación de la ley ha persistido desde el Porfiriato”, destacó.

López Obrador concluyó 15 minutos de discurso, con una disertación que la elección del 1 de julio demostró que el “autoritarismo y la abyección envilecen y desprestigian a la instituciones”, mientras la voluntad democrática de la ciudadanía las fortalece.

“Por eso estamos viviendo, repito, un momento histórico, no desaprovechemos o desperdiciemos este momento de condiciones políticas inmejorables para llevar a cabo la cuarta transformación de la vida pública de México”.