Los cambios de personal en el ISSSTE no rebasan las 20 plazas: Parra Salazar

A seis meses de asumir el cargo, Parra expuso que ha realizado una serie de cambios en ayuda a la economía del trabajador  ■  Foto Yadira Llaven
A seis meses de asumir el cargo, Parra expuso que ha realizado una serie de cambios en ayuda a la economía del trabajador ■ Foto Yadira Llaven

El delegado del ISSSTE en Puebla, José Álvaro Parra Salazar, aseveró que los cambios de personal que se han emprendido a su llegada al cargo no rebasa la remoción de 20 trabajadores, incluyendo los puestos del titular de la delegación y subdelegación.

Lo anterior luego de que empleados de este instituto dieran a conocer algunas irregularidades en la gestión del actual delegado, a quien acusaron de abuso de autoridad, nepotismo e intimidación a subordinados, así como de haber despedido injustificadamente a una docena de empleados.

En su defensa, el delegado federal aseveró que el hecho de tomar fotografías en las áreas de trabajo es parte de la nueva forma de laborar en su administración, donde una de las prioridades es el tema de la seguridad.


Explicó que las imágenes registradas desde su cámara fotográfica no son al personal que está a su cargo, pues el objetivo es documentar que el mobiliario, cajas y papeles sin utilizar, garrafones de agua y máquinas de escribir obsoletas, apilas en los pasillos de la delegación, representan un riesgo para quienes ahí laboran.

“Colocamos estantería para solucionar el problema y se liberó la contaminación visual de las áreas de trabajo, donde incluso el empleado estaba incómodo con la colocación de cajas de cartón debajo de sus escritorios”, precisó.

En entrevista con La Jornada de Oriente, afirmó que está ocupado en transformar el servicio que ofrece el instituto en Puebla a su derechohabiencia, además de mejorar el rendimiento laboral de los trabajadores.

Reconoció que se han tomado medidas diferentes a como los empleados administrativos venían trabajando, como la instalación de “checadores” de la hora de entrada y salida en sus áreas laborales, así como la realización de pruebas de calidad en la atención médica.

“El ISSSTE está abierto al diálogo con sus trabajadores y para informar a todo aquel interesado sobre sus índices de rendimiento en las diferentes áreas, pues buscamos transformar el servicio en beneficio común”, explicó.

Sobre los señalamientos de la venta de plazas y medicamentos al interior del ISSSTE, informó que no ha encontrado una persona en su gestión “con las manos en la masa”.

“Hay rumorología de la pérdida de fármacos, pero no existen evidencias; si lo hubiera ya habríamos tomado ‘cartas en el asunto’ con una denuncia penal”, fue claro.

Parra Salazar reconoció que hay gente que le hace daño en actitud al ISSSTE y que contraviene los mandatos de la Dirección General; sin embargo, dijo que son mayoría los empleados benéficos que los que intentan desestabilizar su trabajo.

A seis meses de asumir el cargo, expuso que ha realizado una serie de cambios en ayuda a la economía del trabajador, como es la apertura de un comedor en las oficinas administrativas de la delegación, además de la capacitación a los empleados.

También mencionó que por vez primera en este tiempo logró visitar todas las unidades del instituto al interior del estado, con el objetivo de conocer de forma directa las necesidades del personal, como la carga de trabajo y la falta de infraestructura.

El delegado del ISSSTE agregó que en su gestión se flexibilizó el pago de pensiones a ex trabajadores, pues de forma rotativa se realiza el paso de lista de los beneficiados en diferentes regiones de la entidad, como  San Martín Texmelucan, Chiautla, Tehuacán, Zacatlán y Huauchinango, por citar ejemplos.

Explicó que esto con el fin de facilitar la entrega del recurso, pero además de acabar con el “coyotaje” de las pensiones, es decir, se confirma si en efecto el apoyo económico llega a quien realmente lo necesita.

Además, dijo que terminó con la expedición de tarjetones para el pago de las pensiones, que tenían un costo de 15 pesos cada uno, en detrimento de la economía de la persona favorecida.

Por otro lado, informó que está trabajando con la Universidad Autónoma de Puebla en la creación de un censo de pacientes con enfermedades crónico–degenerativas, para el control y la entrega de medicamentos al paciente, sin pretexto alguno.

No obstante, destacó que de febrero a la fecha ha sido constante el abasto de medicamentos en 98 por ciento; mientras que el número de quejas disminuyó drásticamente en 55 por ciento a su llegada.

“Las cosas van bien, tenemos muy buena comunicación con el sindicato y estamos atendiendo las inquietudes con el fin de solucionar la situación”, refirió, al tiempo que comentó que esto se debe a que él es un trabajador emanado del instituto y conoce su problemática.

Finalmente, el cirujano cardiovascular señaló que el ISSSTE en Puebla ocupa el primer lugar de la región y el sexto a nivel nacional en el tema de acuerdos de gestión, y también están entre los primeros sitios por servicio médico.

“El área laboral debe cambiar para tener una nueva y mejor actitud, debemos seguir la línea que nos marcan desde la dirección en beneficio de los derechohabientes”, concluyó.