“Lo hecho por García Márquez para América Latina es único, porque la echó a volar”; Elena Poniatowska

En un encuentro con periodistas que se llevó a cabo el día de hoy en la Biblioteca Nacional, la escritora mexicana Elena Poniatowska, señaló que el próximo miércoles en la entrega del Premio Cervantes hablará de América Latina y de la gente que no tiene voz.

La periodista explicó que el periodismo en México no es sólo un oficio sino “una lección de modestia y humildad”, ya que México es un lugar peligroso para los periodistas.

“El periodista en América Latina es muy distinto, porque la realidad entra en la casa, te ahorca, es difícil que estés escribiendo en tu casa lo que te interesa cuando afuera suceden cosas que jalan, la gente entra en tu casa, te ve en todo momento”, dijo.


La novelista y articulista fundadora de La Jornada, comentó que al momento de nombrarla ganadora del premio “no comprendía la noticia”, hasta que los periodistas llegaron a su casa en México.

A sus 82 años de edad, la periodista recibirá el próximo miércoles el Premio Cervantes 2013, de las manos de los reyes de España.

“Es broche de oro a una vida dedicada a la escritura en la mañana, al mediodía, en la tarde y en la noche”, afirmó, en la rueda de prensa en Madrid, España.

Tras exponer que será la primera mujer en ofrecer un discurso en el púlpito del Paraninfo de la Universidad Alcalá de Henares en compañía del secretario de Estado español de Cultura, José María Lasalle, recordó a periodistas ya fallecidos, principalmente en la frontera norte, donde hay problemas ligados con el narcotráfico.

Entre los periodistas fallecidos, nombro a Gabriel García Márquez y José Emilio Pacheco, afirmando que Márquez “es en sí mismo el monumento de Bellas Artes de México”.

“Lo hecho por García Márquez para América Latina es único, porque la echó a volar, hizo despegar a América Latina, así como Remedios La Bella se va volando (en “Cien años de soledad”), es en cierta forma lo que hizo Gabo”, explicó.

“Fue darle alas que antes no tenía, y hacer que volara por el mundo, siendo traducido en sus libros y amado por todos los idiomas, es un aturo que cuando el lector cierra el libro sabe que lo ama para siempre”, dijo.

Por otro lado, Poniatowska recordó también Emmanuel Carballo, quién falleció el día de ayer en la capital mexicana.

“Ha muerto a los pocos días de Gabo. Era una figura extraordinaria para toda América Latina y para toda la gente de habla hispana; un crítico literario muy reconocido. Lo que más ayuda a una buena literatura es una buena crítica”, enfatizo.