Lo que aprendemos con las Normales Rurales

Las 15 normales rurales -modalidad de la formación de docentes entre hijos de campesinos indígenas y mestizos surgida en el periodo presidencial de Lázaro Cárdenas- son las que sobreviven a las violentas agresiones de parte del estado a partir del gobierno de Díaz Ordaz, con el fin de desmantelarlas y si fuera posible desaparecerlas.

Las razones del poder opresor son políticas: los normalistas rurales han creado una tradición de lucha que los unen con maestros y comunidades en una acción persistente por la educación crítica, popular y científica, pero también a la organización independiente de las resistencias campesinas y populares en las regiones donde están inscritas.

Su plan oficial de estudio, se queda corto ante lo que los estudiantes y no pocos de sus maestros han construido, siempre en la lucha con una real movilización de fuerzas que supera la sola demostración de sus reclamos, demandas y fuerza,  al integrar con diverso éxito articulaciones de fuerzas al interior de su estudiantado y en las regiones en las que son reconocidos como un bastión de solidaridad y un semillero de maestros al lado de los pobres.


Las recientes agresiones de gobierno estatales y el federal en Ayotzinapa, Guerrero, Cañada Honda, Aguascalientes, Tiripetío Michoacán, Mactumatzá Chiapas, y el acoso a la Normal Rural de Amilcingo Morelos, sólo mencionando las más difundidas, nos expresan una lógica de violencia que ha pasado de la advertencia al operativo criminal de los poderes, acompañado por empresarios como los organizados en “Mexicanos Primero” y sectores de la jerarquía católica, así como de los partidos vinculados al sistema de dominación.

Los crímenes suman los 3 asesinatos y las 43 desapariciones de estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa;, el ataque, cerco y persecución a golpes a los normalistas solidarios en Aguascalientes; el desalojo de bloqueos de los estudiantes de Tiripetío que incluyó además de las granadas de gases, los balazos letales que hirieron a varios muchachos y mantiene gravemente herido al normalista Gael, así como las aprehensiones de normalistas que junto a maestros se movilizan en Chiapas y el espionaje  e intimidación a las normalistas de Amilcingo.

Si bien esto no es nuevo pues ha ocurrido múltiples veces, lo cierto es que desde septiembre de 2014 con la movilización de los normalistas y las madres y padres de los desaparecidos por el Estado en Ayotzinapa, la recurrencia a la violencia ve que en las normales rurales hay un bastión organizado de la resistencia que da ejemplo y ánimo a quienes luchan por la justicia, la libertad y contra el sistema.

Aprendemos de las y los normalistas rurales

Son jóvenes provenientes en su mayoría de comunidades y pueblos empobrecidos por el despojo capitalista de tierras, agua y bosques. Llegan con aspiración a servir a pueblos que no reciben atención y servicios del gobierno y saben que el campo destruido ha provocado migración y una creciente descomposición social por la entrada del negocio capitalista del narcotráfico, de la extorsión y del tráfico y trata de personas. Son jóvenes rechazados de los planteles de educación media superior y superior o los ingresos familiares no les alcanzan.

Y llegan a las normales rurales sabiendo que ahí hubo luchas y proyectos a favor de las comunidades.

Las imágenes de exalumnos y ex maestros como Lucio Cabañas, Genaro Vázquez, Arturo Gámiz, Carmelo Cortés, y las de decenas de estudiantes reprimidos por luchar mientras estudiaban en ellas, les anima a seguir su ejemplo, su ética educativa y política y su proyecto de cambio social que elimine la explotación, la opresión y la exclusión.

Esta memoria histórica la sistematiza y difunde una estructura estudiantil independiente: la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México, la FECSM, que por décadas mantiene un proyecto político, con plan de formación y una militancia organizada y combativa por la educación campesina al servicio del pueblo y dispuesta a luchar a su lado desde que entran a las normales rurales.

Esta estructura tiene aspectos propios en cada normal, producto de la historia de lucha en las escuelas, en las regiones donde operan y según sean los controles gubernamentales, partidistas e incuso de corrientes político ideológicas que intentan conducir (o manipular como lo intenta en algunos planteles Antorcha Campesina o fracciones corruptas del FPR) el espíritu de las luchas normalistas.

No obstante hay  una identidad y una cultura de vena socialista que predomina y se flexibiliza ante cada situación que convoca a la unidad de acción de los normalistas. Es la claridad de los objetivos, la firmeza de los principios, la organización disciplinada y la creciente creatividad y audacia de las y los jóvenes la que forja una estructura viva para un movimiento estudiantil organizado que trasciende los años de estudio y se expresa en generaciones de maestros y maestras comprometidas con los intereses del pueblo.

Hay un potencial en la propia experiencia que  se renueva a cada lucha, a cada paso en los proyectos de las normales rurales: proyectos productivos y culturales, creación de radios y medios estudiantiles, una formación que intenta superar la mera repetición de doctrinas, investigando y actuando en la realidad de las comunidades y una ética de respeto que los acerca a quienes miran no solo como “referentes” campesinos y populares a su alrededor, sino como organizaciones, colectivos y comunidades autónomas o independientes que como ellos luchan contra el sistema por su transformación radical.

Por eso los odian y los violentan los poderes de arriba. Por eso el pueblo en lucha confiamos en ellos como jóvenes dispuestos a lograr soberanía popular, el poder del pueblo organizado, autonomías, autogestión y autodefensa comunitarias. Seguiremos aprendiendo de su decisión de vencer,… ¡Hasta la victoria siempre! ¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!

Colectivo El Zenzontle

 

Triunfa la Asamblea Estatal Democrática Sección 40 SNTE-CNTE

 

Tuxtla Gutiérrez, Chis; 28 de junio 2017.

En estricta obediencia al mandato de las bases y las acciones desarrolladas los días 19, 20 y 21 de junio en Tuxtla Gutiérrez, con presencia de estudiantes normalistas, trabajo social, enfermería y el amplio respaldo de Padres de Familia y, los contundentes bloqueos carreteros en puntos específicos efectuados hoy 28 de junio de 2017 en la Región Sierra Madre de Chiapas y la Región Selva-Ocosingo-Yajalón por las bases dignas y combativas de la Asamblea Estatal Democrática de la Sección 40 del SNTE, nos permitimos informar los siguientes puntos firmados hoy con las autoridades de Secretaría de Educación.

  1. Se logran 24 espacios para el proceso de cambios en el Telebachillerato, efectuándose la cadena antes del del ciclo escolar 2017- 2018.
  2. Se regularizarán las cadenas de cambio internas del ciclo 2016 – 2017 y la construcción de la propuesta del nuevo proceso 2017 – 2018.
  3. El pago para los compañeros provisionales será para el mes de septiembre como fecha máxima, en el entendido que se realizará antes del tiempo límite según la gestión del recurso. Del mismo modo, el pago para idóneos 2016 está en gestión y con compromiso de pago en tiempo inmediato.
  4. Están en revisión los expedientes para el pago de grupos de expansión en Secundarias Generales y la revisión del perfilario con el que fueron contratados. Para el nivel de preparatorias se trabaja para efectuar de forma inmediata la compactación de horas, descargas horarias, recategorizaciones, así como el resguardo de horas y su basificación de manera tradicional.
  5. La remoción de directores, subdirectores y supervisores idóneos de las escuelas y comunidades donde han sido rechazados, así como el nombramiento de los encargados, se hará la acreditación de forma inmediata.

Los detalles y ampliación de información se darán en la próxima Asamblea Estatal.

En la AED es responsabilidad de todos accionar para forjar la historia presente del magisterio digno, con la convicción de que “Luchando Unidos y Organizados ¡Venceremos!”

 

¡VIVOS LOS LLEVARON, VIVOS LOS QUEREMOS! ¡DAVID VIVE, LA LUCHA SIGUE!

“Por una educación crítica, humanista, científica y popular”

Asamblea Estatal Democrática Sección 40 SNTE–CNTE

 

Ya no sólo son 43 desaparecidos, ahora son miles

 

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. 29 y 30 de junio. “Aquí estamos de viva voz, para que la gente sepa cómo va el caso. Ya no solo son 43 desaparecidos, ahora son miles, en cualquier punto de la república nos comentan que el pueblo está aterrorizado”, indicó Clemente Rodríguez Moreno, originario de Tixtla de Guerrero, integrante de la Caravana al Sur por Ayotzinapa, que arribó el 29 de junio a la Escuela Normal Rural Máctumactzá, en la capital chiapaneca, el 30 realizaron brigadas de información con docentes de la CNTE, sociedad solidaria, una marcha por la tarde a la plaza central de Tuxtla y participaron en el Foro educativo de la Asamblea Estatal Democrática de la sección 40.

“Gracias a los expertos independientes y al mecanismo de seguimiento de la CIDH, sabemos lo que pasó con nuestros hijos, no por el gobierno y su verdad histórica”, abundó el padre de familia a nombre de los familiares de los normalistas de Ayotzinapa, desaparecidos por el Estado mexicano el 26 de septiembre de 2014. También señaló que la lucha no es solo suya, sino de “todos los mexicanos”, y que luchan por las nuevas generaciones, para que vivan “en un México mejor”.

“No sabemos dónde están nuestros hijos pero sabemos que están vivos”, aseguró Clemente, padre de Cristian Alfonso Rodríguez Telumbre, e indicó que desde el 2014 “empezamos a salir de Ayotzinapa y a hacernos los padres como investigadores”, pues ellos mismos, han tenido que realizar las labores de búsqueda e inteligencia, que el Estado mexicano no hizo.

“Hoy en día estamos en esta caravana en Tuxtla provenientes de Cárdenas Tabasco, donde hemos tenido buena recepción y nos dicen que no estamos solos”, explica Rodríguez Moreno, sobre el recorrido de la caravana que inició el pasado 20 de junio en Campeche y que culmina el 1 de julio en San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

“Para qué tarda tanto el gobierno si nosotros ya les dimos nombres y apellidos de quien tiene que detener”, evidencia Clemente Rodríguez. “El gobierno en todas las reuniones nos ha mentido. Dice que pondrá toda la tecnología y no es cierto. Esos aparatos no nos sirven porque nosotros los estamos buscando en vida. El gobierno solo ha entorpecido las investigaciones”, acusa.

“Los militares saben a dónde se los llevaron. Los celulares encontrados de 17 normalistas hay uno que apunta a un cuartel militar en la ciudad de México”, recuerda Clemente. “Cómo es posible que el General Cienfuegos, no haya hecho nada para apoyar a los estudiantes”, cuestiona el padre de familia, con respecto a las versiones de que el titular de las fuerzas armadas estuvo enterado de las agresiones contra los normalistas de Ayotzinapa, la noche del 26 y la madrugada del 27 de septiembre de 2014. “Yo siento que mi hijo está vivo a pesar de que ya casi pasaron tres años”, enfatiza Rodríguez Moreno.

 

www.elzenzontle.org

zenzontle@elzenzontle.org

zenzontle2004@gmail.com

 

 




Ver Botones
Ocultar Botones