Mi litigio contra el Congreso no está sujeto a negociación política, aclara Rivera

Eduardo Rivera se registra como postulante de AN a la alcaldía.

El precandidato del PAN a la presidencia municipal de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, aclaró que continúa con el juicio de amparo contra la inhabilitación que le impuso el Congreso del estado, porque éste no se encuentra sujeto a negociación política.

“Mi estrategia jurídica siempre ha sido clara, honesta y transparente: confiar en la justicia federal”, manifestó en un pronunciamiento que emitió este día el ex edil de la capital.

Rivera logró la postulación de Acción Nacional para la alcaldía del municipio más importante del estado, que acompañará la coalición Por Puebla al Frente, tras llegar a un acuerdo de civilidad con el grupo político del ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas, a quien culpó de manipular al Poder Legislativo en 2016 y 2017 para sancionarlo.


En abril del año pasado, el Congreso inhabilitó a Rivera por 12 años para que no pueda ocupar un cargo público y lo multó con 25.5 millones de pesos, al endilgarle un daño patrimonial por 12.8 millones de pesos identificado supuestamente en la cuenta pública 2013, correspondiente a su último año como edil.

Rivera explicó que ayer se llevó a cabo una audiencia constitucional como parte del litigio contra el Poder Legislativo, en la que no se presentó ninguna documentación extraordinaria por parte de la autoridad implicada.

Enfatizó que las oficinas del Poder Judicial de la Federación es el único espacio en el que se ventila el litigio. “No reconozco ni acepto otro espacio para alcanzar la verdad”.

 




Ver Botones
Ocultar Botones