La línea 2 del metrobús también está condenada al fracaso: transportistas

Concesionarios del servicio de transporte público de la avenida 11 Norte–Sur advirtieron que la línea 2 del metrobús, que recorrerá esa arteria vial de la capital poblana, se encuentra “condenada al fracaso” que enfrenta actualmente la línea 1, porque el gobierno del estado no ha corregido los problemas de fondo que tiene el sistema.

En una visita que realizaron al Congreso local para solicitar el respaldo de la bancada priista, los afectados explicaron que el esquema favorece a los servicios auxiliares, como el de la tarjeta prepago, y no brinda ninguna garantía a los actuales concesionarios de que sus derechos adquiridos serán respetados.

Delfino Reyes Bocardo, uno de los inconformes, aseguró que la incertidumbre entre los transportistas de la 11 Norte–Sur incrementó con la aprobación de la reforma que impulsó la bancada del PAN a la Ley de Transporte el martes pasado, a través de la cual se rescatará la línea 1 del megaproyecto del gobierno estatal del hoyo financiero y operativo en el que se encuentra.


Señaló que la principal preocupación que generó la enmienda es la posibilidad que abrió de retirar concesiones por razón de utilidad pública, pues esa disposición podrá ser utilizada por las autoridades para excluirlos del proyecto de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA).

“En cualquier momento un funcionario podrá decir que por utilidad pública te quito tu concesión y la licitó (…) simplemente te quitan lo que ha sido tu negocio modesto con todas las carencias, porque esta actividad se mantiene con dinero, y si tienes algún problema de operatividad y no tienes para resolverlo tendrás que quebrar el negocio”, argumentó.

Además, acusó que ha privado la opacidad en las negociaciones que la Secretaría de Transporte (ST) encabeza con los transportistas involucrados en la línea 2, ya que les ha proporcionado “información a medias y mala”, que es insuficiente para tomar una decisión.

Entre la documentación que los transportistas han solicitado y que ha sido negada por los funcionarios de la ST, que encabeza Bernardo Huerta Couttolenc, se encuentra el plan de negocios.

Asimismo, Delfino Reyes dijo que los resultados de la línea 1, la cual conecta a Chachapa con Tlaxcalancingo, no son alentadores debido a que el gobierno del estado se deslindó del fracaso que enfrenta, culpando del mismo a los concesionarios.

“Considero que si el proyecto no está bien cimentado, si no tenemos un proyecto de ciudad, esto va a tener demasiados problemas porque, insisto, si alguien te invita a un negocio y después, si falla, te dicen que el malo eres tú y te dejen con el paquete, no es lo correcto (…) creo que la autoridad tiene que redireccionar cómo hace las cosas”, expresó.

De paso, aseveró que los servicios auxiliares se están llevando la mayor parte de las ganancias, pues si la tarifa del metrobús incrementó de 6 pesos (que se cobran en el servicio convencional) a 7 pesos con 50 centavos, fue para satisfacer las necesidades de las empresas responsables de esas actividades.

De acuerdo con cifras que ha proporcionado la ST y que Delfino Reyes dio a conocer a los medios de comunicación, 20 por ciento de la tarifa de Red Urbana de Transporte Articulado corresponde al pago de los servicios auxiliares.