Por robar una motocicleta, linchan a un joven en Libres; van 15 en el año

FOTO: imagen / Ángel Flores

Imparables los linchamientos en el estado de Puebla. Este miércoles, un hombre fue golpeado y quemado vivo, por una turba enardecida en la colonia Nuevo México, ubicada en el municipio de Libres.

En lo que va de 2018, en Puebla se han registrado 15 personas linchadas en nueve hechos violentos ocurridos en comunidades del centro del estado de Puebla, todos acusados por el delito de robo, de los que destacan dos casos por homicidio tumultuario: el linchamiento de cinco personas en Yehualtepec y tres más en Miravalles.

En Libres, la víctima identificada como Ángel “N”, originario de la colonia San Francisco, fue detenida por la policía municipal por el supuesto robo de una motocicleta.


Sin embargo, la población logró arrebatarle al presunto delincuente, a quien trasladaron a un camino de rural y terrenos de cultivo, donde lo golpearon hasta darle muerte.

Esto ocurrió frente a los uniformados, quienes no intervinieron en los hechos violentos debido a que también fueron amenazados con desarmarlos y lincharlos.

En el lugar se encontraban policías ministeriales, estatales y funcionarios de la Secretaría General de Gobierno (SGG), que no logró mediar en el conflicto social.

En el linchamiento participaron más de 300 personas, quienes reclamaron que están hartos de la inseguridad y de la colusión de policías con las bandas criminales.

Antes de morir, Ángel logró comunicarse vía telefónica con su padre, quien sólo llegó a reconocer el cuerpo ya sin vida.

El padre de Ángel informó que recibió una llamada de su hijo, quien le dijo que había sido retenido por pobladores de la colonia Nuevo México.

Por esta razón, comentó que se trasladó a la población, donde lo encontró calcinado.

La Fiscalía General del Estado (FGE) acordonó la zona para iniciar las diligencias del levantamiento de cadáver; y abrió la Carpeta de Investigación 438/2018/Libres.

Ocho días antes, por el intento de robo a un negocio,  vecinos lincharon a tres personas, entre ellos una mujer, en la comunidad de Miravalles, en el municipio vecino de Oriental.

La población les prendió fuego cuando aún estaban vivos y dejó los cuerpos calcinados tirados en plena vía pública.

El pasado 11 de abril, fue linchado el presidente del Consejo Municipal Electoral de Ciudad Serdán, Gaspar Palacios Monterrosas, tras ser confundido con un ladrón en el municipio vecino de Tlacotepec de Benito Juárez.

En los últimos tres años, Puebla vive una ola inédita de linchamientos que ubica a esta entidad en el primer lugar nacional, incluso por arriba del Estado de México, con el registro de 45 casos solo en 2016, y 23, en 2017.

A pesar de las medidas tomadas por la autoridad, los policías municipales no han seguido los protocolos para prevenir linchamientos principalmente en las comunidades.