Líder migrante: Puebla no cuenta con estrategias para recibir a deportados por DACA

El lider migrante y coordinador de la Casa Puebla en los Ángeles, California, Carlos Orea advirtió que no existe estrategia clara tras el cierre de DAKA.

El líder migrante y coordinador de la Casa Puebla en los Ángeles, California, Carlos Orea, advirtió que el gobierno del estado no cuenta con una estrategia clara para recibir la deportación masiva de jóvenes tras el cierre del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

“Aunque los actuales gobernantes han dicho que habrá apoyos, lo dicen como obligación política, pero sin ningún plan real que se pueda decir que los jóvenes recibirán ayuda”, aseveró.

En entrevista, en la ciudad de Puebla, refirió que, si las autoridades no previenen dar solución a la reinserción laboral y educativa a más de 100 mil dreamers poblanos, existe el riesgo del incremento de la inseguridad en el estado.


Tan sólo en la ciudad de Los Ángeles hay un registro de deportación de al menos 60 mil poblanos inscritos en el programa DACA, quienes están siendo rehenes políticos del presidente Donald Trump.

En ese sentido, no descartó que el gobierno de Donald Trump busque legalizar a los “soñadores”, a quienes utilizará como “moneda de cambio” para recaudar recursos y lograr la construcción del muro en la frontera entre México y Estados Unidos.

El programa DACA fue implementado hace cinco años por el gobierno de Barack Obama, en el que se otorgan beneficios de trabajo temporal, licencias de conducir, seguridad social, créditos hipotecarios y pago de impuestos, como una antesala a su legalización.

Expuso que el cierre del programa DACA determinado por Trump pone en riesgo la deportación de los 800 mil de sus integrantes, de los cuales 600 mil son mexicanos y más de 100 mil poblanos, quienes serían deportados por la fuerza a la entidad.

Carlos Orea destacó que 90 por ciento de los dreamers son bilingües, y 10 por ciento de ellos no hablan el español porque llegaron a Estados Unidos a muy corta edad.

Dijo que por esta razón, existen ciudades estadounidenses como Los Ángeles y Nueva York donde se han metido demandas por la medida unilateral tomada por el presidente.

“Los dreamers son jóvenes estudiantes, la mayoría son preparados, 90 por ciento son bilingües y no van a venir a ganar cuatro pesos a la semana, cuando el sueldo mínimo en California llega a 15 dólares la hora, lo que aquí se gana en una semana”, comparó.

En contraparte, el líder migrante dudó que el gobierno estatal dé oportunidades de trabajo bien remunerados a los deportados, cuando existe jóvenes con títulos de Licenciatura que no cuentan con ello.

Carlos Orea advirtió que, en caso de darse la deportación masiva, habría una caída en las remesas hacía México y Puebla.

“Todos estos jóvenes son visionarios, son preparados, no son como la otra generación cuando nosotros emigramos sin preparación, sin hablar inglés. Esta es una clase privilegiada de jóvenes”, comentó al referir que llegaron a Estados Unidos siendo niños.

Al final confió en que existe esperanza entre la comunidad de soñadores, pues ven difícil una deportación masiva por cuestiones políticas, por lo que es probable que los dreamers sean utilizados como moneda de cambio con el objetivo de aprobar recursos para la construcción del muro.