“Mi libertad es un duro golpe al gobierno del estado de Puebla”: Atl Rubén Sarabia

Con Atl Tonatiuh Rubén Sarabia Reyna a la cabeza –liberado esta madrugada sin cargos y tras dos años de cárcel-, más de 3 mil comerciantes de la Unión Popular de Vendedores Ambulantes (UPVA) “28 de Octubre” marcharon este sábado por las calles de Puebla para exigir la liberación de cuatro de sus compañeros de la organización que se encuentran en prisión.
Durante la movilización que partió alrededor de las 12 horas del Mercado Hidalgo, sede de la agrupación de vendedores, a la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE), Atl Rubén advirtió que su libertad es un duro golpe al gobierno estatal.
“Con mi libertad hemos demostrado que la Fiscalía de Puebla fabricó el delito de narcomenudeo en mi contra, pues falsamente amañaron los procesos que nos han imputado a mí, a mi hermano Xihuel y a mi padre Simitrio; hoy hemos demostrado que la lucha fue reprimida por fortalecer la pueblo”, declaró en una entrevista a La Jornada de Oriente, mientras sostenía la mano de sus hijos menores en la protesta.

Atl Rubén Sarabia fue detenido el 22 de diciembre de 2014 acusado de venta y suministro de drogas al menudeo, por lo que estuvo recluido en el Cereso de San Miguel dos años, nueve meses y 15 días.
En prisión, continúan cuatro compañeros más de esta agrupación, que es la principal opositora al gobierno desde hace más de 40 años.
A su salida de prisión, hizo responsable al gobierno del estado de lo que le pueda pasar a él y a su familia, y culpó a las autoridades del feminicidio de su hermana Meztli Sarabia Reyna, asesinada por cuatro sicarios en las oficinas del mercado el pasado 29 de junio.
También responsabilizó al Ejecutivo estatal de la represión que ha padecido la “28 de Octubre” en los últimos cuatro años, y en ese sentido alertó a la opinión pública que podría haber una nueva intimidación contra las organizaciones.
“Responsabilizo al gobierno del estado del asesinato de mi hermana Meztli, así como de mi vida y lo que nos llegue a pasar a mi familia, ya que en esta situación se puede desatar la represión contra la 28”, consideró.
Con la voz entrecortada, Atl Rubén Sarabia sostuvo que con su excarcelación quedó demostrado también que el siguiente paso es la salida de su hermano Xihuel y de su padre Rubén Sarabia Sánchez, Simitrio, líder principal de la UPVA, quien se encuentra en prisión domiciliaria desde marzo pasado.
A pesar que existe individualidad en el proceso penal número 510/2014, en el que los tres se encuentra imputados, advirtió que los jueces Sexto y Primero de lo Penal que llevan el caos de Simitrio y Xihuel “no van a resolver de manera contraria cuando la justicia federal nos dio una amparo de liberación lisa y llana”.
“No somos narcomenudistas”, refutó el comerciante, quien en todo momento estuvo respaldado por su familia, su esposa, sus hijos y compañeros de lucha.
Durante la marcha, fue notorio que Atl Rubén se tapara con la mano el oído derecho por el sonido de los aparatos donde lanzaban consignas contra el gobierno del estado, y especialmente contra el ex mandatario Rafael Moreno Valle Rosas, quien acusó fue el responsable del encarcelamiento de cinco de los dirigentes de la organización.
Al respecto, el ex preso político dijo que en prisión tuvo un problema severo en el oído derecho que derivó en un diagnóstico de hipo acústica y su intervención quirúrgica el 23 de junio de 2016.
Referente a la situación de salud de su hermano Xihuel, informó que se encuentra estable pero denunció que las condiciones en las que viven en el penal de San Miguel son infrahumanas.

 En los próximos días darían libertad lisa y llana a Simitrio

“Presos políticos, libertad”, exclamó con el puño de la mano izquierda en alto, el hijo mayor de Simitrio, dirigente principal de la UPVA, quien se encuentra en prisión domiciliaria desde marzo pasado.
En el altavoz de una de las camionetas de los vendedores, agradeció el respaldo de la agrupación y señaló que “el gobierno del estado es el responsables de que estemos en prisión casi tres años, porque no pudieron demostrar lo contrario y nos ponían trabas en el desarrollo de los procesos penales”.
Por unanimidad, informó que el Tribunal Colegio solicitó su excarcelación porque la autoridad nunca pudo demostrar las acusaciones falsas en su contra y de su familia.
Los juicios de garantías ganados para obtener su libertad fueron el número 198/2017, y 191/2017 para el caso de Simitrio.
Sin embargo, explicó todavía no se ha dado el triunfo para Simitrio y Xihuel por tratarse de procesos individuales. En el caso de su hermano, precisó que hace un mes impugnó la sentencia de un juez que le dictaminó 4 años y ocho meses de prisión al dirigente comerciante.
Por esta razón, adelantó que en los próximos días estaría dándose la libertad lisa y llana también para Simitrio y Xihuel, las cuales incluso –dijo- debieron darse al mismo tiempo tras ganar los amparos.