Lezama pierde ventaja en Tehuacán; se abre la posibilidad de una derrota

El municipio de Tehuacán se ha convertido en la principal preocupación de la coalición Puebla Unida, ya que en las últimas semanas registra una fuerte caída en la intención del voto de su candidato a edil René Lezama Aradillas, en mucho como consecuencia de las divisiones y confrontaciones que han surgido entre panistas durante la campaña; porque mucha gente cree que el abanderado es pariente del actual alcalde Eliseo Lezama y se ve contagiado por la mala imagen del ayuntamiento, y porque  no se ha podido desprenderse de la imagen de que es el político “de los ricos”.

Fuentes bien informadas indican que en el PAN de Tehuacán se cuenta con dos estudios de opinión pública, con resultados diferentes, pero que coinciden en que René Lezama está con una amplia posibilidad de ser derrotado, sobre todo sino se logra que el ayuntamiento y los grupos panistas de esa ciudad cierren filas para ayudar de última hora al candidato albiazul a movilizar a los electores que generalmente votan por Acción Nacional.

Un estudio, indicó a este tecleador una fuente cercana al candidato de Puebla Unida, señala que a dos semanas de los comicios están en empate técnico René Lezama y Ernestina Fernández, la candidata del PRI, quien fue postulada luego de que a su marido Álvaro Alatriste le fuera retirado el registro como abanderado por estar inhabilitado del servicio público. Esta encuesta indica que habría un repunto de más de 10 puntos de la priista y una importante caída del panista.


Al iniciar la campaña electoral Alatriste le llevaba más de 10 puntos a Lezama. Al caer el candidato original del PRI y ser sustituido por su esposa Ernestina Fernández, el PRI tuvo un desplome de más de 16 puntos contra el candidato panista que se ubicaba entre los 38 y 40 puntos. De dos o tres semanas a la fecha, pese a los yerros y deserción de operadores que ha enfrentado el tricolor, resulta que la aspirante tricolor volvió a crecer y su contendiente albiazul ha bajado en el índice de intención del voto.

Otro estudio señala que el candidato a edil del Partido Movimiento Ciudadano, José Othón Bailleres Carriles, está solamente a siete puntos de René Lezama, como consecuencia de que el primero ha captado a favor de su campaña a grupos del PRI que no estuvieron de acuerdo en la postulación –en un inicio– de Álvaro Alatriste y de panistas que no aceptan a René Lezama por ser un político elitista y poco tolerante con quienes no son de su grupo político.

Un importante problema de Lezama es que es visto por el grueso de la población como “el político de los ricos”, por su trato elitista hacia la gente y con los grupos políticos. Mientras que la esposa de Álvaro Alatriste y José Othón Bailleres han salido a disputar el voto de los estratos populares.

Más allá de cuál de los dos estudios esté en lo acertado, lo cierto es que es notoria la preocupación en el equipo de René Lezama de que las cosas van mal. Una muestra son dos hechos:

El primero es que en los últimos días se han arrojado miles de volantes difamatorios contra Ernestina Fernández, en los cuales se enuncian muchas bajezas contra la candidata del PRI, como tildarla de haber sido sexoservidora o ser una mujer de “bajos valores”. Para nadie hay duda de que esa guerra sucia proviene del PAN, que quiere, por la vía de la difamación, parar a la esposa de Álvaro Alatriste.

El segundo es que René Lezama frecuenta las estaciones de radio todos los días y de manera desesperada busca deslindarse y aclarar que no es pariente del  alcalde Eliseo Lezama, pese a que tienen el mismo apellido. Esa actitud es para que no le pegue el enorme malestar que se percibe en la población contra la obra pública que se hace en el municipio.

Y es que una vez que cayeron las primeras lluvias se empezaron a inundar muchas zonas del Centro Histórico, que se supone fue objeto de una profunda remodelación, mediante un proyecto que estuvo a cargo del gobierno del estado y del ayuntamiento de Tehuacán. La obra tiene menos de dos años, y en varias calles han aparecido docenas de baches como si el área tuviera una década de no recibir mantenimiento.

El segundo lastre es que no se puede acabar la construcción de un colector sanitario y son muchos los daños contra viviendas provocadas por los trabajadores de las empresas constructoras, sin contar que la obra enfrenta un severo atraso y las autoridades se niegan a admitir que hay una mala ejecución del proyecto original.

Aunque las mayores complicaciones para René Lezama no es lo que hacen sus contendientes por la alcaldía, sino lo que pasa en el PAN. El candidato lleva una relación de respeto con Eliseo Lezama, pero éste no apoya al abanderado del todo para que pueda ganar. Al mismo tiempo dos importantes figuras están ausentes de la campaña del aspirante a edil: Francisco Medina, el presidente del Comité Municipal de Acción Nacional, así como el legislador Lucio Rangel, quien era el panista con más popularidad para disputar la alcaldía de la segunda ciudad más importante del estado.

Este fin de semana estuvieron en Tehuacán el alcalde de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, y el ex gobernador de Jalisco, Alberto Cárdenas Jiménez, para apoyar la campaña de René Lezama. En los actos fue notoria la no presencia de los miembros del Comité Municipal del PAN, empezando por Francisco Medina, el presidente de ese organismo.

La semana antepasada visitó el municipio el presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, y la prensa fue invitada 15 minutos antes del acto, ya que la dirigencia local panista no convocó ni a los periodistas ni a los grupos del albiazul, en lo que parece haber sido un claro bloqueo contra el candidato a edil.

Lucio Rangel hace poco más de dos meses apareció en todas las encuestas como el mejor posicionado para ser el candidato del PAN a edil de Tehuacán; no se logró su postulación porque intervino el ex senador Diego Fernández de Ceballos para que Lezama fuera el aspirante del albiazul. Rangel aparentemente se disciplinó, sin embargo no colabora en nada en la campaña del abanderado de AN, actitud que comparten muchos panistas que son sus seguidores.