Las reformas estructurales precarizan el empleo, denuncia líder de los telefonistas

Tehuacán. Trabajadores del Sindicato de Telefonistas en esta ciudad, así como la Confederación de Trabajadores de México (CTM), realizaron actividades con motivo del Día del Trabajo, donde sus líderes coincidieron en señalar que se necesitan mejores condiciones de vida para la clase obrera.

En el monumento a Pastor Rouaix se concentraron los telefonistas para llevar a cabo un acto de protesta y exigir a las autoridades que se mejoren los salarios para que los trabajadores mexicanos dejen de ser el objetivo de las trasnacionales por ser una mano de obra barata.



Alba Mendoza Oropeza, secretaria general del sindicato de telefonistas, manifestó que las reformas estructurales llevan como fondo al precarización del empleo, lo cual resulta de gran atractivo para las empresas trasnacionales de Estados Unidos y Canadá, que están inmersas en el Tratado del Libre Comercio con esos países, porque son los que más se benefician con la mano de obra barata, aspecto que hasta los sindicatos de ambos países han reclamado.

Manifestó que los sindicatos de México están de acuerdo en que los salarios se homologuen con los de los países socios en el TLCAN, lo cual pondría a los trabajadores mexicanos en igualdad de condiciones con sus similares de Estados Unidos y Canadá, lo que les permitiría también demostrar que no son contratados solo por los bajos salarios, sino por la calidad de su desempeño.

Que el gobierno sea sensible, pidió la líder sindical, al recordar que son los trabajadores los que mueven la economía del país y por lo tanto merecen que se atiendan sus peticiones para que cuenten con mejores condiciones laborales, pero también con más oportunidades porque hay cientos de jóvenes con estudios universitarios que no encuentran trabajo y se ven obligados a sumarse al comercio informal.

Por su parte, la CTM movilizó a sus afiliados en el tradicional desfile conmemorativo, que recorrió diversas calles del centro de la ciudad, durante el cual se dieron pronunciamientos de diferente tipo, entre ellos la exigencia de que cese la violencia, la inseguridad y los feminicidios.


El líder de esa organización en la zona, Fermín García Merino, pidió a los gobernantes recordar que cuando tomaron protesta aceptaron que si no cumplían con su deber el pueblo les reclamaría, por lo tanto lejos de incomodarse tienen que cambiar el rumbo para atender las demandas del pueblo.

Ojalá, dijo, que los reclamos de los trabajadores sean escuchados y atendidos por parte de las autoridades, pues resaltó que no se trata más que de peticiones justas de quienes día a día contribuyen a que México avance.