La Xochipitzahuac: una suma de voluntades transformadas en fiesta, coinciden organizadores

La Xochipitzahuac es una suma de voluntades que se transforman en fiesta. Así, es como definen sus organizadores esta Fiesta de los pueblos indios que se realiza en San Bernardino Tlaxcalancingo con una finalidad: levantar la voz de los indígenas para decir que hay más caminos, que hay alternativas de vida y de hacer comunidad.

El próximo domingo 16 de octubre, esta población ubicada a uno 20 minutos de la capital, celebrará esta fiesta que, en torno a la representación de una tradicional boda indígena, logra que los vecinos se organicen y construyan un acto cultural que se aleja, por mucho, de lo folklórico y comercial.

Eufemia Cuaya, Bárbara Elías, Feliciano Coatl y Armando Coyotl, son algunos de los encargados de organizar esta fiesta que, de manera independiente, se realiza desde hace poco más de dos décadas y, de manera formal, desde hace 11 años.


Ellos, al lado de la comunidad, se encargan de realizar este acto festivo que está conformado por elementos identitarios, como lo son las costumbres y las tradiciones, los cuales se organizan de manera autónoma.

La Xochipitzahuac, señala Armando Coyotl, se compara y contrapone al folklore y a denominaciones como los llamados “pueblos mágicos”, porque aquí nada es comercial sino que todo parte de la organización comunal y el apego a lo propio.

“Las políticas y los gobierno han transformado todo a lo comercial con modificaciones que se reflejan, para mal, en la vida social y económica de las poblaciones”.

Acotó que la Fiesta de los pueblos indios es precisamente una forma de alzar la voz y de inconformarse por esas políticas del despojo y de capitalización de los recursos. “Nosotros somos una representación de la cooperación y de la forma de vida comunal que se sigue manteniendo en Tlaxcalancingo”, señaló Coyotl.

Durante una entrevista, Cuaya, Elías, Coatl y Coyotl señalaron que en su origen la Xochipitzahuac surgió como respuesta al despojo territorial que sufrió la población en los años 90 del siglo anterior; dicha condición de protesta ha continuado ya que el foro lo mismo ha servido para la protesta por la persecución del gobierno hacia los luchadores sociales que al llamado para defender una riqueza natural como lo es el agua o la negativa ante la construcción de nuevas vialidades que van en detrimento de la historia del lugar.

“Nos dicen que es una modernidad con identidad –eslogan del ayuntamiento de San Andrés Cholula– pero es claro que no necesitamos de ella. Nosotros somos identidad cuando nos ayudamos entre todos, cuando nos saludamos y vamos a una fiesta o a un velorio”.

Informaron que la Xochipitzahuac 2016 se realizará el domingo 16 de octubre a partir de las 11 horas en el cerro de Acahualtepetzin –ubicado en entrada principal de San Bernardino Tlaxcalancingo– en donde habrá ejemplos de la gastronomía, la música y la cultura náhuatl que forman parte del estado de Puebla.

Este año, Xóchitl Flores y Sergio Mixcoatl serán los novios de la boda tradicional, misma que se acompaña por una serie de cantos en náhuatl.

Asimismo, destacará la presencia de varios grupos de danza tradicional: de los representantes de la llamada Danza azteca con el sonido característico del teponaztle, hasta la danza de Voladores y de los Listones de Cuetzalan, la banda de viento San Cristóbal Tepontla y de manera especial, una marimba chiapaneca.

Ello porque un día antes de la tradicional Xochipitzahuac, el 15 de octubre, una comitiva indígena del estado de Chiapas abrirá la fiesta con la comercialización de productos como café, chocolate, cacao y frutos diversos, acto en el que también se podrá hacer el trueque.