La salida de Lecumberry

En enero de 1971 Luis Echeverría decretó la amnistía para los presos políticos. Le pidieron a mi mamá los papeles necesarios para tramitar el pasaporte. “¡Papeles de Eduardo!”, dijo mi mamá, “yo solo tengo el acta de nacimiento y sus certificados de primaria, secundaria y preparatoria de mi muchacho”; “esos sirven”, le contestaron; pues resulta que no: teníamos que presentar su cartilla militar.

Le dije: “Mamá, seguramente sus amigos de Sinaloa tienen la cartilla”, y consecuentemente a contactar gente en Sinaloa para que nos ayudara con eso de la cartilla. Pues nadie sabía nada de la mentada cartilla. Eduardo hizo “servicio militar revolucionario” en Sinaloa, organizando la marcha de campesinos sin tierra a la Ciudad de México. Buena forma de dar servicio a la patria.

Cosme que se va a Gobernación y entre vueltas y vueltas logró que nos dieran el pasaporte, claro sin cartilla militar, pero el pasaporte lo tramitaron rápidamente, pues esto urgía.


Ahora a juntar dinero; Celia tenía una colección de monedas y la vendió; yo tenía mis anillos de oro y plata que me regaló mi papá y los vendí; Pepe sus trajes de lana (trabajaba en “Pura Lana Virgen”, compañía que certificaba la calidad de la lana mexicana) y vendió sus trajes; Sergio, que ya empezaba a trabajar en el hospital de ferrocarriles, cooperó con sus salarios, y Oswaldo también cooperó económicamente.

En el momento de la salida de Lecumberry se hizo una gran movilización; los familiares nos colocamos en la puerta de enfrente y de atrás de Lecumberry para evitar que los desaparecieran. Mi mamá y algunas compañeras se subieron a los carros de basura que salían de la cárcel a revisarlos, pues se decía que los iban a matar y a sacar del lugar en carros de basura.

Afortunadamente eran falsas alarmas; los presos salieron por la parte de enfrente de Lecumerry y los escoltamos hasta el aeropuerto; era una marcha de alegoría, de felicidad y combatividad.

No nos movimos del aeropuerto hasta que vimos despegar el avión. En la casa se comentó que se iban a Chile, pero creo que primero pasaron a Perú, llegaron a Chile cuando estaba como presidente Salvador Allende. Eduardo escribió un libro del Movimiento de Unidad Popular.




Ver Botones
Ocultar Botones