La presidente de la Comisión de la Familia, en contra de la despenalización del aborto

La diputada del PT Lizeth Sánchez García, presidente de la Comisión de la Familia en el Congreso local, se pronunció contra la legalización del aborto dentro de las 12 semanas de gestión, que ya se promueve en Guerrero y que es ley en el Distrito Federal, pese a que es una propuesta de política pública que respalda el partido de izquierda en el que milita.

Para defender su postura, Sánchez García hizo propio el discurso de los grupos de derecha que se han manifestado contra la suspensión del embarazo, al alegar que se encuentra “a favor de la vida”.

Durante una entrevista enfatizó: “Definitivamente estamos a favor del derecho a la vida (…) no hay un ser humano que vaya en contra de la vida”.


Sin embargo, se dijo abierta a discutir la propuesta, por lo que dio a conocer que el tema se incluyó en las mesas de análisis del “Seminario Internacional de las Familias Poblanas y la Niñez”, el cual se llevará a cabo el 13 de mayo próximo con la participación de diversos especialistas.

El debate sobre la legalización del aborto se reactivó a nivel nacional el lunes pasado debido a que el gobernador perredista de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, anunció que presentará una iniciativa de reforma que defenderá el derecho de toda mujer a decidir sobre su maternidad, permitiendo la suspensión del embarazo en esa entidad.

Cuestionada sobre el tema, Lizeth Sánchez se manifestó en desacuerdo con la propuesta, al considerar que el aborto debe ser posible solo en “cuestiones especiales”, entre las que refirió una violación sexual o complicaciones de salud.

Además, aseguró que en la campaña por la diputación, que encabezó en el Distrito VII de San Martín Texmelucan, los ciudadanos nunca le pidieron legislar a favor del aborto.

“Como representante social nunca me pidieron temas de aborto. El tema principal (de las mujeres) es la pensión alimenticia, así como la falta de trabajo y fuentes de empleo”, aseveró.

 

El contexto

El “Seminario Internacional de las Familias Poblanas y la Niñez” se acordó ayer dentro de la Comisión de la Familia del Congreso, un día después de que la diputada del PRD Socorro Quezada Tiempo y organizaciones que defienden la diversidad sexual anunciaron la realización de un foro en el Poder Legislativo contra la homofobia el 15 de mayo, el cual servirá de fundamento para impulsar reformas que combatan la discriminación, así como leyes a favor de la identidad sexogenérica y las sociedades de convivencia.

De acuerdo con Lizeth Sánchez, entre los asistentes del seminario se encuentra María Cristina Márquez Orozco, académica de la UNAM que participó en el análisis sobre el aborto que realizó la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en 2007, con motivo de la legalización de la suspensión del embarazo que se aprobó en el Distrito Federal ese mismo año.

La profesora, quien forma parte del Departamento de Embriología de la Facultad de Medicina de la máxima casa de estudios del estado, dio a la SCJN argumentaciones contra el aborto que, en 2008, los ministros declararon constitucional y válido no solamente para la Ciudad de México, sino para el resto del país.