La Normal del Estado no será demolida, confirman SEP y Gerencia del Centro Histórico

Ni la escuela Juan N. Méndez, ni la Leona Vicario, ni la escuela Héroes de la Reforma ni la Normal del Estado serán demolidas por el temblor de 7.1 grados que ocurrió el pasado 19 de septiembre. Dichas edificaciones educativas, señaló el gerente del Centro Histórico, Sergio de la Luz Vergara Berdejo, serán rehabilitadas y posiblemente, las dos últimas, podrían convertirse en espacios culturales.

De igual forma, la titular de la Secretaría de Educación en el estado, Patricia Vázquez del Mercado reafirmó que dichos centros educativos no serán derruidos y que sus estudiantes y profesores serán reubicados.

“Desde el domingo -24 de septiembre- se aclaró que ni la Héroes ni la Normal se van a demoler y que ya no serán espacios educativos, por lo que sus alumnos serán reubicados. Los inmuebles se van a entregar a las autoridades competentes”, expuso la funcionaria estatal.


Esta mañana de martes 26 de septiembre, ocho días después del sismo, Sergio de la Luz Vergara Berdejo informó que estas escuelas ubicadas en el Centro Histórico de la capital, serán recuperadas y su comunidad escolar reubicada.

“No habrá remoción alguna. Se salvará lo que se tenga que salvar y se reestructurará lo que se tenga que reestructurar”, expuso Vergara Berdejo, al tiempo en que ex alumnos se “despedían” de manera simbólica de la que hasta hace una semana había sido su escuela.

Entrevistado en un programa radiofónico local, el que fuera perito del Instituto Nacional de Antropología e Historia mencionó que en el caso de la Escuela Normal del Estado, ubicada sobre la 11 Sur entre la 11 y 13 Poniente, había confusión sobre las acciones que se efectuarían en ella, dado que en el momento del sismo se cayó una marquesina que provocó la muerte de dos mujeres: una mayor y una niña.

Mencionó que esta edificación escolar abrió en 1903 como el Colegio católico del sagrado corazón de Jesús, una institución jesuita, luego en 1908 fue ocupada por carrancistas en el periodo revolucionario, para un año después ser abierta como normal y en 1963 complementarse con la escuela Héroes de la Reforma.

Por tanto, completó Sergio de la Luz Vergara, la Normal del Estado “no se derrumba, solamente hay un torreón de lado izquierdo que se tiene que recuperar”.

El titular de la Gerencia del Centro Histórico, un área municipal, expuso que dado que el edificio está en buenas condiciones, tendrán que aplicarse nuevas técnicas constructivas que refuercen su estructura y resistan al tiempo y a posibles embates naturales.

Por tanto, no descartó que espacios como este que serán desocupados y rehabilitados puedan convertirse en museos o centros culturales dado que representan íconos de la educación en Puebla.

Destacó además que en sus paredes, la Normal del Estado resguarda unos murales del reconocido Alfredo Zalce realizados en 1935 que fueron cubiertos por un anterior directivo debido a que le parecieron “tétricos”.

Asimismo, resaltó las estructuras de las ventanas que fueron hechas de piedras además de las columnas de acero colocadas en los tres patios de este centro educativo, los cuales en conjunto refieren a la arquitectura porfiriana de inicios del siglo XX.