La mercancía china afecta en 70 por ciento las ventas del comercio establecido

Edgar González pidió que las autoridades federales intervengan con responsabilidad para detener el ingreso, ilegal, de la mercancía de origen chino, porque se convierten en una competencia desleal para los productores y comerciantes locales.
Edgar González pidió que las autoridades federales intervengan con responsabilidad para detener el ingreso, ilegal, de la mercancía de origen chino, porque se convierten en una competencia desleal para los productores y comerciantes locales.

Tehuacán. Hasta en 70 por ciento en ventas en el comercio formal afecta el ingreso de productos de procedencia china al mercado local, calculó el empresario zapatero édgar González Cerda, quien dijo que se trata de una competencia desleal que pega fuerte a la economía de los comerciantes.

González Cerda explicó que en años anteriores el repunte que esperaban los comerciantes de calzado en Tehuacán era del 100 por ciento, pero ahora ya sólo calculan que ese índice se eleve en 30, lo que significa que el otro 70 por ciento se lo llevan los comerciantes informales, que es donde se encuentra la mercancía china.

Recordó que el regreso a clases no sólo beneficia a los vendedores de calzado, sino que genera una serie de ganancias en las papelerías, las tiendas de ropa y en servicios como el transporte público.


La actividad educativa mueve en gran parte la economía de la ciudad, detalló el empresario, quien señaló que prácticamente cuando las escuelas entran al periodo de vacaciones se genera una recesión para la economía, porque el consumo de los productos y servicios se detiene o disminuye considerablemente.

El regreso a clases es una temporada comercial que se compara con la de fin de año, cuando las personas tienen mayor poder adquisitivo y se ven en la necesidad de comprar productos en mayor cantidad.

Pero el empresario zapatero reconoció que en México se vive una situación económica difícil que también contribuye a que las familias compren cada vez menos, debido a que prefieren reciclar el material del ciclo escolar recién concluido y reutilizar ropa y calzado.

Ante ello pidió que las autoridades federales intervengan con responsabilidad para detener el ingreso ilegal de la mercancía de origen chino, porque se convierten en una competencia desleal para los productores y comerciantes locales.

édgar González refirió que el mercado informal está lleno de productos chinos, desde los zapatos hasta útiles escolares, ropa y accesorios, de modo que los chinos “ya se creen los dueños del mundo”.

Si bien reconoció que el comercio informal es un mal necesario, porque es uno de los pocos caminos que se dejan para enfrentar el desempleo, sí sugirió que las autoridades regulen dicha actividad para no generar más afectaciones a los comerciantes establecidos.