¿QUÉ ES LA MEDIA NACIONAL?

Cualquier persona que haya vivido el más reciente cuarto de siglo en Puebla o pasado buena parte de esos años aquí, puede dar testimonio del deterioro dramático de la inseguridad en la entidad a partir del último sexenio, el cual, coincidentemente, corresponde con la administración del panista Rafael Moreno Valle Rosas.

 

La violencia desatada por la delincuencia común y el crimen organizado mantienen a la sociedad presa de la zozobra y el temor a sufrir no solo daños patrimoniales sino a su integridad física e incluso a perder la vida.


 

Es por eso que resulta bastante cuestionable, por decir lo menos, que las autoridades hablen de una gestión “exitosa” de Víctor Antonio Carrancá Bourguet al frente de la Fiscalía General del Estado (FGE) esgrimiendo como argumento que Puebla se encuentra por debajo de la media nacional en las mediciones sobre los delitos de alto impacto.

 

No se trata de un asunto de percepción ni se puede tapar el sol con un dedo: el estado ocuopa el segundo lugar en el robo de combustibles a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex), a estas alturas del año se ha rebasado ya la indignante cifra de feminicidios del anterior, el número de homicidios dolosos denunciados que registra el Sistema Nacional de Seguridad Pública siempre es mayor al del ejercicio anterior y así puede analizarse cada rubro.

 

No hay pretexto que valga para la permanencia de Carrancá Bourguet, pues su actuación como fiscal ha sido desastrosa.