La Marina y la PGR realizaron inspecciones en la capital poblana el sábado

El sábado pasado, desde la mañana hasta la tarde se llevó a cabo un operativo encabezado por la Secretaría de la Marina y la Procuraduría General de la República (PGR) realizaron operaciones de inspección en varias casas de la capital de Puebla, ubicadas en el fraccionamiento Mayorazgo y sus inmediaciones.

Hasta la noche de este domingo ninguna de las dependencia federales había informado el motivo de las incursiones –que duraron más de cinco horas– pero trascendió que estaban buscando más cómplices del escape del capo Joaquín Guzmán Loera “el Chapo”.

Al parecer hubo algunas incautaciones. Las fuerzas de seguridad estatales y municipales fueron impedidas de participar o ser informadas de los cateos.


En la casa número 506 de la 72 Poniente los marinos y agentes del Ministerio Público Federal colocaron un sello que decía: “PGR /SEIDO/UEIDCS/526/2015 INMUEBLE ASEGURADO”(sic).

La semana pasada, el periodista, Rafael Loret de Mola, publicó que un empresario poblano estaba vinculado con “el Chapo” Guzmán, se trata de Manuel Rodolfo Trillo Hernández quien habría financiado la fuga del capo.

De acuerdo con su texto, esta persona es propietaria de restaurantes, casas de cambio y está vinculado con la cadena de cafeterías The Italian Coffee Company.

Además es añejo amigo de “el Chapo”, ya que al parecer fue su piloto en alguna época y era dueño de una aeropista en Atlixco.

Él habría contactado a Lázaro Araujo Burgos, “el verdaderos señor de los Túneles, la mente maestra detrás de todas las construcciones del Cártel de Sinaloa, señalado de ser el ingeniero de un sinfín de subterráneos fronterizos usados para pasar droga de México a Estados Unidos”.

En un tema relacionado, se informó ayer que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) a través de la Dirección General de Atención a Delitos de Alto Impacto (DGADAI), esclareció dos casos de secuestro en los que fueron privadas de la libertad tres víctimas, dos del sexo femenino y una del sexo masculino.

El 17 de octubre de 2015, aproximadamente a las 18 horas, dos hermanas, una de ellas ama de casa y la otra contadora, de 58 y 68 años de edad, al salir de su rancho a bordo de su vehículo en la población de San Agustín, Atlihuacán, municipio de Xicotepec de Juárez, Puebla, fueron interceptadas por sujetos que al cerrarles el paso, descendieron de un vehículo para amagarlas y subirlas a la cajuela, privándolas de su libertad, y trasladándolas a una casa de seguridad.

Ya en la casa de seguridad y tras el interrogatorio que les realizaron sus captores, decidieron liberar a una de las víctimas a efecto de que consiguiera 3 millones de pesos como rescate por su hermana mayor. A la víctima liberada, la abandonaron en las inmediaciones del camino que conduce a Tlapehuala, a la altura de la autopista México–Tuxpan.