La FGE pone a disposición al alcalde de Huixcolotla y a siete detenidos

La madrugada de este sábado, un comando ejecutó a tres policías municipales de Huehuetlán El Grande, ubicado en el estado de Puebla, entre ellos una mujer y el comandante del corporativo, además resultó herido de un rozón de bala en la nuca el tesorero Noel Hernández.

Los policías asesinados fueron el comandante Héctor Alberto Velázquez Ponce, y los agentes Nicanor Pedraza Arismendi y Sali Judith Parra.

Horas más tarde, fue detenido el alcalde de San Salvador Huixcolotla, Filomeno Cruz Gutiérrez, por portación de arma sin licencia, pero hay la sospecha que habría estado al frente del grupo que atentó contra los uniformados.


El edil fue aprehendido en la carretera federal Acatzingo-Huixcolotla, y en la captura intentó sobornar a los agentes del Grupo de Operaciones Aéreas (GOAT).

Filomeno Cruz y otra decena de alcaldes poblanos han sido señalados por presuntamente estar ligados al crimen organizado dedicado al robo de combustible, y se le acusa de permitir la libre venta de huachicol en la Central de Abasto de Huixcolotla.

El presidente municipal de Huixcolotla fue detenido junto a siete personas, quienes portaban armas de alto poder y habrían participado en el homicidio de los tres policías.

Cruz Gutiérrez fue llevado ante el agente del Ministerio Público, donde se determinará su situación jurídica.

Por lo tanto, se espera que en las próximas horas la Fiscalía de Puebla emita mayor información sobre el arresto del presidente municipal.

De acuerdo con información oficial, alrededor de la 1 de la madrugada de este sábado se reportó el hallazgo de tres uniformados asesinados y un lesionado en la colonia Agrícola, en el municipio de Huehuetlán El Grande, que se encuentra en la parte centro del estado.

Los primeros reportes apuntaron que durante un recorrido de vigilancia, los policías fueron emboscados con armas de fuego, ataque del que logró salir ileso un agente y el tesorero.

Dos horas después, se dio la detención del alcalde de Huixcolotla y siete personas, a quienes les encontraron armas de alto poder.

Filomeno Cruz iba a bordo de una camioneta Ford Raptor color azul rey, con placas de circulación SM18511 del Estado de Puebla.

Los siete detenidos eran oriundos de la colonia Agrícola, ubicada en Huehuetlán, del mismo lugar donde fueron ejecutados los policías locales.

El pasado 9 de julio, el comandante de la Policía Municipal en Huehuetlán El Grande fue abatido en una balacera por integrantes de la banda de “El Cuije”, quien una noche antes ejecutó a tres personas y levantó a otras dos más en la región.

La madrugada del 2 de agosto de 2016, un comando armado, en el que estaría involucrado un guardaespaldas, asesinó al alcalde de Huehuetlán, José Santamaría Zavala, quien era militante del partido Movimiento Ciudadano, que forma parte de la coalición Por Puebla al Frente.

En julio de 2017, sicarios ultimaron a nueve personas en Huehuetlán El Grande, cuatro de ellas en sus casas y otras cinco fueron víctimas de un levantón, sus cuerpos aparecieron calcinados en un paraje, por negarse a pagar “derecho de piso” a la misma banda delictiva de “El Cuije”.

Pedro N, alias El Cuije, es un presunto sicario de la región, identificado por haberse desempeñado como escolta del presidente municipal José Santamaría.

En marzo de 2017, la policía federal y estatal detuvo una ambulancia del municipio de Huixcolotla, que era utilizada para transportar 720 litros de combustible robado. El vehículo fue identificado en la revisión del Arco de Seguridad de Huejotzingo.