La FEET se pronuncia contra el fraude