La Cooperativa Tinta Negra ve a la cultura como herramienta de resistencia social

La autogestión, la cultura como herramienta de resistencia social, el trabajo en colectivo, la cocina comunitaria y el acceso para todas las personas hacia las diversas expresiones culturales, son los temas del trabajo gráfico de la Cooperativa Gráfica Tinta Negra, quienes este fin de semana abrieron su primera exposición en su nuevo taller del centro comunitario de Acción Directa Autogestiva (ADA).

La exhibición Autogestión y cultura como herramienta de resistencia integrada por 14 xilografías y suelografías, esconde tras de sí un arduo trabajo de un grupo de artistas gráficos de Puebla, el Distrito Federal e Izúcar de Matamoros, que venidos desde otras experiencias organizativas trabajaron para consolidar este taller.

El proyecto incluyó la rehabilitación total y autofinanciada de dos de los cuartos que forman el centro comunitario ADA, ubicado en la 14 Oriente 1410. Además de un espacio expositivo, el lugar incluye dos prensas y herramientas de serigrafía, revelado y secado, en donde los artistas, vecinos e invitados podrán trabajar.


En esta acción del taller se refleja el interés de sus integrantes por trabajar en conjunto y por interactuar con los vecinos del barrio del Alto, con quienes comenzarán talleres de acercamiento e iniciación a las artes gráficas.

En sus obras pueden verse referencias hacia el trabajo del centro comunitario y el colectivo ADA. Un ejemplo es la pieza “Palmeras”, que refiere al nombre del cine al aire libre que se realiza todos los miércoles para los vecinos, con la idea de que expresiones como el séptimo arte también deben llegar a estos públicos.

“Es increíble que estamos a unas cuadras del zócalo, en donde están las direcciones de cultura del estado y de la capital, y a unos pocos metros de sedes del gobierno como Casa Aguayo, y tan alejados de sus programas”, señaló uno de los artistas.

Janeth, también parte de Tinta Negra, explicó que la cooperativa concibe a la cultura y al arte como expresiones que deben estar cercanas a la población y alejadas de la “espectacularización” que proponen las instituciones.

“Proponemos una mirada desde abajo, cercana a las problemáticas y a la realidad, para que artes como el grabado sirvan para ensayarlas, y una vez que toque afrontarlas, seamos más capaces y sensibles para hacerlo”.

Bajo el enunciado “¡El arte no es un espejo para reflejar la realidad sino una herramienta para formarla!”, la Cooperativa Gráfica Tinta Negra apuesta a generar procesos de sensibilización que ayuden en la humanización en las dinámicas de convivencia las cuales están sumamente deterioradas y segmentadas por el sistema actual.

“El estado y sus instituciones nos imponen ideas estéticas; nos dice qué debemos ver, qué debemos rechazar. El arte no es solo para un determinado sector de la sociedad si no para todos, desde abajo, en cada una de nuestras calles, barrios y colonias. Creemos que lo importante de la grafica tiene que ver con su capacidad de reproducirse y llegar a la gente, impactándola con una fuerte presencia visual, dejando una imagen en la memoria colectiva, creando más con menos recursos”.

Una de las vertientes del proyecto es que el taller estará abierto para que otros creadores se acerquen y se pongan en trabajar. Si bien no tendrán costo este tipo de acercamientos, se propone que sea a través del intercambio como se podrá sostener el proyecto.

Asimismo, se tratará de compartir el trabajo con otros grupos sociales que trabajen en la región y que tienen intereses en común, acompañándolos y brindándoles  apoyo gráfico.

Para mantener contacto con la cooperativa se puede escribir al correo electrónico tallertintanegra@yahoo.com.mx, buscarlos directamente en el centro comunitario Acción Directa Autogestiva y en su red social de Facebook: Tinta Negra.