La CNDH incumplió y actuó a favor del gobierno de Puebla; hubo complicidad: Elia Tamayo

Para Elia Tamayo Montes, madre del niño asesinado José Luis Tehuatlie, está incumplida la Recomendación 2VG/2014  que emitió  la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) por el caso Chalchihuapan, ya que hubo “cochupo”, omisión y complicidad entre el organismo federal y el gobierno para exonerar de toda culpa al panista Rafael Moreno Valle, a escasos 15 días que concluya el sexenio.

Así lo refirieron este martes en rueda de prensa, donde estuvo acompañada por pobladores de la comunidad, entre ellos Araceli Bautista y el abogado Hilario Gallegos.

No estoy conforme con lo que dijeron. La recomendación no está cumplida y pido por favor verifiquen la información, porque la CNDH está a favor del gobierno del estado y no se vale. Pido justicia”, reclamó la mujer, quien ha librado tal vez el conflicto social más importante del sexenio morenovallista, por las graves violaciones que cometió el Estado en contra el pueblo de Chalchihuapan.


Con el rostro cansado, Elia Tamayo exclamó: “por el amor de dios, ya  basta de tantas cosas. Aquí no hay justicia y eso es lo que estoy pidiendo”.

-Cómo se siente usted con el resolutivo de la CNDH? –interrogó uno de los reporteros.

-Me siento muy mal, por tantas cosas que se han hecho y aquí no hay justicia.

Durante su intervención, envió un mensaje al gobernador de Puebla, “que por favor no se haga de los ‘oídos sordos’ y se haga justicia”.



En el encuentro con los medios de comunicación, Bautista y Gallegos acusaron que el organismo federal actuó en total opacidad al asegurar que se cumplieron los 11 puntos de la recomendación emitida contra el gobierno de Moreno Valle.

Aseguraron que la Sexta Visitaduría liberó al mandatario poblano de toda culpa por el asesinato del menor y los hechos violentos del pasado 9 de julio de 2014, cuando cientos de policías reprimieron con gas lacrimógeno y otros artefactos a la comunidad de Chalchihuapan que protestó por la reinstalación del servicio del Registro Civil y otras funciones del presidente auxiliar, que les habían despojado.

Señalaron que sin indagar en campo ni verificar la información proporcionada por la autoridad estatal, la CNDH notificó el pasado 2 de enero a la medianoche el cumplimiento a cabalidad de la Recomendación.

“Nunca hemos visto los documentos ni las evidencias que ha presentado el gobierno del estado, donde argumenta a la Comisión Nacional de Derechos Humanos que se cumplieron los puntos recomendatarios”, precisó Gallegos.

En ese sentido, sostuvo que en la CNDH “copiaron y pegaron” textos del informe que presentó la autoridad, pues no hubo un análisis de las evidencias presentadas.

Además consideró como una burla a las víctimas, que el organismo haya notificado a su persona y no a la señora Elia Tamayo, cuando personal de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, conoce dónde vive.

A caso –dijo- le da miedo a la CNDH entrar a Chalchihuapan, porque actuó parcialmente en el caso.

Refirió que fue notificado el pasado 2 de enero a las 23:15 horas, casi en la madrugada, por personal del organismo que una semana antes, el 26 de diciembre pasado, da “carpetazo” al expediente.

De manera detenida, Hilario Gallegos respondió a la CNDH que se incumplió con la Recomendación por una serie de aspectos.

Entre estos enumeró que el gobierno del estado informó que quedaron firmes las sanciones y fueron ejecutadas, pero es el momento dijo que se desconoce cuál fue la sanción o pena que se impuso a Facundo Rosas Rosas, ex secretario de Seguridad.

Agregó que tampoco se sabe de la situación legal de los tres policías que estuvieron unos días en prisión y fueron liberados en plena Navidad de 2014, así como de otros mandos medios que estuvieron

El abogado manifestó que la Fiscalía General del Estado en su momento informó que continúan abiertos tres procesos penales en contra de los pobladores de Chlachihuapan, y una cuarta averiguación al ex presidente auxiliar Javier Montes Bautistas, quien estuvo en prisión por dos años, como único responsable de los violentos hechos de hace dos años.

Sin embargo, dijo, según informe de la CNDH, nunca hubo proceso legal, “sólo fue un buscapiés para que Javier Montes se entregara”.

Para concluir aseveró que tampoco se aceptó la disculpa pública.

Al último, destacó que recurrirán a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para su intervención en el caso.




Ver Botones
Ocultar Botones