La CFE, principal institución del país con riesgo de corrupción en compras: IMCO

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) fue exhibida ayer por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) como la principal institución del país “con más Unidades Compradoras (UC) en riesgo de caer en corrupción”, es decir, la que podría estar cometiendo más anomalías en la adjudicación y licitación de contratos.

En la capital del país, el IMCO presentó el Índice de riesgos de corrupción: El sistema mexicano de contrataciones públicas, el cual considera distintas prácticas de competencia, transparencia e integridad, de las Unidades Compradoras de las dependencias y entidades del gobierno federal.

El reporte analiza 700 mil procedimientos de contrataciones públicas federales realizados de 2012 a 2017 por mil 537 Unidades Compradoras, lo cual representa más de 2.3 billones de pesos que equivale aproximadamente a 10 por ciento del gasto público de esos años.


“Este índice mide riesgos, no emite sentencias. Identifica en donde se encuentra prácticas adversas a la probidad y eficiencia del gasto federal, no casos específicos  de corrupción”, se aclara en la publicación para medios.

Entre las conclusiones del estudio destacn: “Hoy CompraNet es incompleto e insuficiente porque no funciona como herramienta de control y vigilancia, ni como plataforma que haga más eficientes las contrataciones públicas. CFE, ISSSTE e IMSS son las tres entidades con más Unidades Compradoras en riesgo de caer en corrupción. Las tres entidades con más UC entre las 500 más riesgosas suman casi un billón de pesos de recursos públicos gastados en contrataciones públicas”.

En lo que se refiere a la CFE, se señala que tuvo “contratos entre 2012–2017 por 424.5 mil millones de pesos, lo que representa 19 por ciento del monto total de todas las dependencias y entidades. Además, concentra a 91 de las 500 UC más riesgosas, las cuales, a su ves, “representan 25 por ciento de las UC al interior de la CFE, sus contratos suman el 70 por ciento del monto de toda la entidad, as 10 más riesgosas concentran 28 por ciento del monto contratado”.

La medición del Índice de Riesgos de Corrupción se logra con el análisis de procedimientos de contratación que realizan las Unidades Compradoras dentro de dependencias y entidades federales, a través de 43 variables que evalúan el nivel de competencia, transparencia y la presencia de anomalías en estos procesos.

El IMCO, con el apoyo técnico de OPI Analytics, creó una base de datos con 6 millones de líneas de información que implican más de 200 millones de celdas, de 9 fuentes distintas, sobre contrataciones públicas, en el periodo de enero de 2012 a julio de 2017 (cinco años y medio). Con esta base de datos se otorgaron calificaciones de riesgo para cada una de las mil 537 UC analizadas. El riesgo fue ponderado por el tamaño relativo (riesgo–tamaño) de los montos asignados por estas.