La calle es nuestra II

De acuerdo con el Ayuntamiento de esta ciudad de Puebla, en voz del regidor entrevistado Miguel Méndez Gutiérrez, el objetivo del Programa de Artistas Urbanos es regular las actividades de nuestro espacio público, tanto las que se ejecuten por lucro como las que no tengan tal fin, a lo cual pertenecen los artistas que son denominados Prestadores Ambulantes de Servicios en el COREMUN, nuestros artistas urbanos. Un código reglamentario que, por cierto, el ayuntamiento respeta sólo a veces.[1]

Por otra parte, desde el inicio de la presente administración, los vendedores ambulantes (actividad con fines de lucro) se han instalado en las calles de nuestro Centro Histórico, hasta el punto que el propio ayuntamiento les asignó la calle de la 12 Oriente-Poniente, a ellos no se les cobra, tal vez se les cobre el día de las elecciones…

Un segundo objetivo, añade, es el de darle vida a otros espacios públicos, no sólo el zócalo, el cual tiene su propia normativa de uso. Según el Regidor Miguel Méndez, ya se “dignificaron” dos parques en nuestro centro histórico: el Parque Colosio y el Lombardo Toledano. Sobre estos particulares y sobre el espacio público hablaremos en la tercera y última entrega, pues para dotar de movimiento a los espacios públicos se necesita mucho más que enviar a los artistas urbanos a trabajar en estas plazas, tampoco es suficiente con darle difusión a los mismos para que haya público. El espacio público requiere mucho más, se necesita intervenirles desde muchos aspectos, primero el de la infraestructura y equipamiento en derredor.


En esta ocasión discutiremos sobre las audiciones La Voz Banck y el Comité Asesor o Jurado Calificador. Ya mencionamos los procesos a seguir según este programa aprobado por el pleno del cabildo: Se valorará las diferentes expresiones artísticas, de tal modo que haya manifestaciones para todo público. En caso de necesitarlo, el Instituto Municipal de Arte y Cultura ofrecerá cursos gratuitos, los cuales aún no se han planeado porque de acuerdo con Juan Cruz Moctezuma, aún no se hacen las audiciones, por lo que no se tiene conocimiento de cuáles son las necesidades reales. Afirma el responsable de llevar a término este programa, que no se trata de expulsar a nadie, todos los artistas urbanos quedan dentro del programa.

El jurado calificador estará integrado por dos miembros del IMAC y tres externos e independientes, profesores de arte. Tampoco se tiene contemplado aún dicho jurado y no se han considerado a los consejos ciudadanos, ni siquiera el de cultura, por ejemplo. Cuestioné y cuestiono si el IMAC cuenta con gente calificada para tal fin, dado que:

  • La directora de este instituto tiene estudios de posgrado en Estética, ha trabajado en Vinculación Cultural en el Complejo Cultural Universitario y goza de un salario de $65 548.68 mensuales.[2]
  • El Coordinador del Programa de Artistas Urbanos del IMAC, Juan Cruz Moctezuma, es egresado de la carrera de Administración Pública y Ciencias Políticas de la BUAP, con Maestría en Gestión de la Administración Pública, así fue Subdirector de Cultura del Complejo Cultural Universitario durante tres años. Su relación con la cultura y el arte se debe a que le gusta el Rock y ha trabajado con aristas y grupos independientes. ¿Quién calificó a este joven para darle este puesto, recién creado, ex profeso el Programa de Artistas Urbanos?

De la BUAP no se puede esperar gran cosa, cuando la responsabilidad del Complejo Cultural Universitario cae sobre una contadora pública, qué se puede esperar de una universidad que ni siquiera cuenta con Vicerrectoría Extensión y Difusión de la Cultura debido a que el “encargado de despacho” no cumple con los requisitos…

  • Volviendo al IMAC, el resto del equipo de IMAC carece de la preparación para los puestos y trabajos que este organismo demanda, con excepción de Rafael Navarro que cuenta con Maestría en Gestión Cultural.

¿Quiénes calificaron al resto de los integrantes del IMAC como gestores culturales? Porque el papel que han hecho hasta ahora ha sido gris, ha sido pobre: las exposiciones más costosas han sido las de pero calidad.

  • Por otra parte, este organismo del ayuntamiento cuenta con un Coro Municipal, un Quinteto de Metales, un Quinteto de Alientos y una Banda Municipal. Los cuales se distinguen por interpretaciones desafinadas. De hecho, la última vez que escuche a la banda, desafinó tanto que no pude evitar un gesto, ante lo cual personal del IMAC ahí presente aseguró que “ese día no habían calentado, por eso desafinaban”.
  • Por su parte, la Comisión de Arte, Cultura y Turismo está integrada por: Ángeles Ronquillo (PRD), Ma. Rosario Sánchez (Antorcha Campesina, la única que apoya a los artistas urbanos), Oswaldo Jiménez (PAN) y Pepe Momoxpan (exPT) y es presidida por Miguel Méndez Gutiérrez (PAN), de los cuales ni uno sólo de ellos ha tenido, en su haber, acercamiento alguno con el arte. Pero los regidores deciden a qué comisión pertenecer, se anotan, se votan entre ellos y a está. Cabe agregar que cada uno tiene un sueldo mensual de $63 308.64.[3]

¿Dónde hubo un jurado calificador que les acreditara como mínimamente capaces para integrar tal comisión?

¿Quieren calidad y orden en los espacios públicos? ¿Dónde estuvo el jurado calificador que autorizó tanta imposición de esculturas mal hechas en nuestros espacios públicos durante esta administración (p.e. Teatro Principal – Barrio del Artista)?

¿Quién realmente necesita una audición: nuestros artistas o nuestros políticos?

¿Quiénes necesitan capacitación: nuestros artistas o nuestros políticos?

¿Quién debería de donar dinero? ¿Quiénes están ganando mucho por no hacer nada o trabajar sin profesionalismo?

El ayuntamiento debería empezar por casa y a este respecto hago las siguientes propuestas:

  • Antes de realizar el Casting La Voz Banck, se realice un casting entre el personal del ayuntamiento y si no cuentan con estudios profesionales en temas de arte y cultura: fuera. Hay mucha gente capaz en Puebla para ocupar esos espacios y que realmente están interesados en fomentar la cultura, en trabajar por el arte y los artistas, y que conocen el medio.
  • Es imprescindible separar arte y cultura de turismo, son dos rubros totalmente diferentes y necesitan atención separada, aunque se den casos de yuxtaposiciones y coadyuvancia.
  • Antes de la publicación del Programa de Artistas Urbanos en el Diario Oficial, se debe implementar un curso intensivo de C A P A C I T A C I O N a los regidores integrantes del la Comisión de Arte y Cultura, para que se den una idea de qué es de lo que se está hablando
  • Que se genere un foro abierto para artistas y ciudadanos interesados en el tema, es necesario activar la participación ciudadana, ya basta de imposiciones verticales en nuestros espacios públicos.
  • Que se legisle para generar fuentes de trabajo. Somos una sociedad sin oportunidades.
  • Que se legisle para apoyar a empresas para la contratación de personas en condiciones vulnerables o de discapacidad.
  • Que se trabaje para generar más y mejores escenarios para las manifestaciones artísticas.
  • En lugar de las audiciones y los cursos de capacitación, implementar talleres de artes escénicas de acceso libre y voluntario.

Pues en estos momentos, para el Casting La Voz Banck, solamente contamos con

Políticos de dudosa calidad moral

Gestores de dudosa calidad profesional

Jurado de dudosa calidad artística

Por lo que el resultado será… sorprendente

 

[1] Por ejemplo: desde el COREMUN anterior se indicaba que el presidente Municipal se había de reunir en sesión de trabajo con todos los conejos en pleno mínimo dos veces al año, la última en cumplir tal norma fue Blanca Alcalá, pues ni Eduardo Rivera, ni Antonio Gali, ni Luis Banck se han reunido en sesión plena de trabajo con los consejos. Por no hablar de las ilegalidades en las elecciones de presidentes de consejos.

[2] http://gobiernoabierto.pueblacapital.gob.mx/transparencia

[3] ibídem.