La biblioteca del Museo Amparo suma 5 títulos que abonan a la historia de Puebla

Al acervo de la Biblioteca Ángeles Espinosa Yglesias (www.lajornadadeoriente.com.mx/2014/07/04/labibliotecaangelesespinosaunreferentedeconsultasobrearteenpuebla), especializado en arte, arqueología e historia de México y formado por más de 11 mil títulos, se suman un puñado de volúmenes concernientes a Puebla, editados hace más de una década por la desaparecida Secretaría de Cultura estatal.

Se trata de la serie Rescate y Homenaje, la cual fue producida en 2003 por la entonces subsecretaría de ediciones bajo el cuidado de Juan Gerardo Sampedro con una premisa: ser “unrecuento sin–discriminación de tiempo e ideas de todo lo que, intelectualmente, conforma nuestra poblanidad. Un recuento en el que, al fin y al cabo, todos caben y nadie sale sobrando”.

Estos volúmenes, de pequeño formato, rescatan algunos textos y autores de siglos anteriores, que constituyen lo mismo momentos de la historia que ejercicios artísticos sobre monumentos o personajes, todos ellos con especial acento en Puebla.


Es el caso de uno de los títulos incluidos en la Biblioteca Ángeles Espinosa Yglesias que se ubica dentro del Museo Amparo (www.museoamparo.com): Mi estancia en Puebla, 1864, de la pluma de Paula Kolonitz, una de las mujeres del séquito de Maximiliano y Carlota que viajó a México.

De ella se sabe muy poco, excepto que nació en Austria hacia 1840, y que aunque debía regresar a Europa al tocar costas mexicanas, se quedó en el país durante seis meses. Resultado de ello es el libro Un viaje a México, en el que retrata la vida nacional de mediado del siglo XIX y documenta uno de los periodos más aciagos de la historia. De esas páginas se desprende la edición poblana que fue cuidada por

Otro más incluido ahora en el acervo, es Relación anecdótica de edificios poblanos, 1887, de Antonio Carrión (1834–1913), un autor que nació y murió en México. Esta Relación… como anota el mismo Carrión, resultó de su estancia en Puebla para escribir su “Historia de la ciudad de Puebla de los Ángeles”, que salió entre 1896 y 1897 en entregas semanarias. Como valoró José Miguel Quintana en 1970, el libro de Carrión es importante en lo que concierte a los años finales del siglo XIX, por su riqueza de nuevos y valiosos datos.

Otro libro más de la colección Rescate y Homenaje es Las capillas posas de Calpan y Huejotzingo, de Raúl Flores Guerrero (19301960), un historiador y crítico de arte. Alumno del doctor Francisco de la Maza y discípulo del maestro Manuel Toussaint, Flores Guerrero publicó en 1951 cuando tenía 21 años el volumen Las capillas posas de México dentro de la Enciclopedia Mexicana de Arte. No obstante, su prematura desaparición en Nueva York truncó una carrera que se avizoraba espléndida.

A los libros ya citados, se suma Biografía del C. Benito Juárez, de Anastasio Zerecero (1799–1875), un hombre cercano al presidente Juárez que aceptó el Plan de Iguala al lado de Vicente Guerrero, oponiéndose a Agustín de Iturbide, que también fue diputado en el Congreso General y fue magistrado del Tribunal de Justicia, al triunfo de la República y tras combatir contra la intervención francesa.

Un último título que se añade a la colección bibliotecaria es Médicos y boticarios relacionados con Puebla, siglo XVI de Germán Somolinos d´Ardoi (19111973), un médico español que realizó el análisis de los libros médicos mexicanos del primer siglo de la Colonia, entre ellos el primer libro de medicina impreso en México La Opera Medicinalia, de Francisco Martín de la Cruz Badiano, y principalmente la monumental obra del protomédico Francisco Hernández.