Juez federal suspende segundo tramo del Gasoducto Morelos por violentar vida de pueblos originarios

El juzgado federal del Primer Distrito ordenó suspender la construcción y funcionamiento del segundo tramo del Gasoducto Morelos, que cerca el volcán Popocatépetl y que procede de los estados de Puebla y Tlaxcala, por atentar contra habitantes de más de 60 pueblos originarios.

Primero fue la suspensión del acueducto, promovida por los ejidos de Ayala; después, el otorgamiento del amparo en demanda de que se consulte a las comunidades indígenas de Atlixco, Puebla, y ahora la suspensión del segundo tramo del gasoducto.

Con ello, la compañía Autoabastecedora de Gas Natural de Morelos SA de CV pretende proveer combustible a empresas ubicadas en los parques industriales de Cuautla y Cuernavaca, y el Parque Finsa en Puebla, como parte del Proyecto Integral Morelos (PIM).


El Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Morelos, Puebla y Tlaxcala (FPDTA) informó que habitantes del poblado indígena de Huexca, municipio de Yecapixtla, promovieron el amparo 1798/2017 y el juzgado Primero de Distrito observó que la construcción y funcionamiento del gasoducto industrial puede afectar los derechos de la comunidad.

Teresa Castellanos Ruiz y Juan Carlos Solís, activistas del Frente, denunciaron que pese a la suspensión de la obra, esta continúa su avance ilegalmente.

Desde el lunes, señalaron que vecinos de Huexca informaron al abogado de la empresa sobre la suspensión emitida por el juez; sin embargo, los trabajadores respondieron que no habían sido notificados formalmente.

Expusieron que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ordenó instalar el segundo tramo del Gasoducto que proviene de las comunidades de Puebla, desde Huexca, municipio de Yecapixtla, hacia el parque industrial de Cuautla y luego al de Cuernavaca.

Esto a pesar que ni siquiera ha terminado la primera etapa, que viene de Tlaxcala, pasa por Puebla y llegará a Huexca.

Con esta obra se planea suministrar gas natural a unas 13 empresas, entre ellas Nissan, Saint Gobain, Continental, Unilever y Bridgestone, dijeron los activistas.

Por su parte, Jaime Domínguez Pérez, también integrante del FPDTA, previó que en una tercera etapa el Gasoducto llegará a la Ciudad de México y quizás a Querétaro, según se anunció cuando comenzó el PIM, a principios de 2011.

El Proyecto Integral Morelos incluye además del gasoducto, dos termoeléctricas en Huexca y un acueducto que usará las aguas del río Cuautla para enfriarlas.

Los opositores sostienen que el proyecto pone en riesgo sus vidas porque pasa por las inmediaciones del volcán Popocatépetl.

Domínguez Pérez destacó que, cada vez más juzgados federales reconocen que se están violentando los derechos de las comunidades afectadas por el proyecto.

Los activistas aseguraron que por los amparos interpuestos, ni las termoeléctricas, ni el acueducto ni el primer tramo del gasoducto funcionan.