Jaramar y el Cuarteto Latinoamericano interpretarán música sefaradí transmitida en el tiempo

Jaramar Soto señaló que El hilo invisible. Can-tos sefaradíes será presentada en Puebla el 1 de septiembre CCU ■ Foto Abraham Paredes

Empezó con un sueño a partir de un material con canciones anónimas sefaradíes…, un sueño en el que quería que sonaran con el Cuartero Latinoamericano estas partituras…, este disco es el resultado de ese sueño, dice la cantante mexicana Jaramar Soto (Ciudad de México, 1954) sobre El hilo invisible. Cantos sefaradíes, la producción discográfica que será presentada en Puebla el próximo 1 de septiembre en el Complejo Cultural Universitario (CCU) de la UAP.

Estos cantos sefaradíes, señala la cantautora en el documental homónimo que circula en youtube dirigido por Michel Amado, resultó de la selección que ella misma hizo sobre un corpus de canciones sefaradíes que conocía.

“He pensado que son perfectas, dicen cosas bellas con muy pocas palabras, hay una lírica particular transmitida por tradición oral vía femenina, siguiendo la diáspora de los sefaradíes impregnadas de las culturas que iban conociendo con una belleza natural que es con la que me conecto”, señala en el filme.


Jaramar acota que está música ha sido parte de su vida personal y musical, por lo que trabajar en este disco que fue el ganador al Latín Grammy 2016 como mejor álbum de música clásica no fue parte de un rescate o una investigación, sino de “un profundo afecto”.

“Me enamoré de sus letras: se conectan con las emociones, y es la forma como siempre las he abordado. Lo que me interesa de estas canciones es que son versiones personales mías pues no me interesa la versión correcta, sino que tenga un vínculo conmigo que sea la correcta para mí”, dijo la artista que desde hace tiempo, en sus diversos discos, se ha dedicado al rescate de este tipo de expresión musical.

Así, en este proyecto apoyado por el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes a través del Programa de fomento a proyectos y coinversiones culturales, y la Fundación Metta–Saade, Jaramar y el Cuarteto Latinoamericano buscaron que la música adquiriera una dimensión nueva.

“Sucedió más allá de lo que me imaginaba, los arreglos fueron notables, esa potencia, esa vida, esa pasión y sutileza, ese cuidado… Esto que me inventé en mi cabeza se convirtió en realidad”, apunta la cantante al hablar sobre el trabajo logrado al lado de Saúl Bitrán –violín uno–, Arón Bitrán –violín dos–, Javier Montiel –viola–, y Álvaro Bitrán –cello–.

Sobre este material producido por Jerry Rosado, que fue grabado en la sinagoga histórica Justo Sierra de la Ciudad de México, los músicos del Cuarteto Latinoamericano apuntaron que se trata de una “música nostálgica, evocadora de la España que los judíos tuvieron que abandonar, y que fue rememorada e influenciada por la música árabe, y por el gran encanto del idioma ladino”.

Señalaron que nacida en los siglos XIII, XIV y XV, en una España de mucha tolerancia, pues cohabitaban católicos, judíos y musulmanes, “como no lo han vuelto a hacer”, había una retroalimentación cultural.

“Es una armonía tejida que seduce, que habla al corazón, que no pasa por el mundo de las imágenes”, refirieron y precisaron que ellos, como hijos y nietos de migrantes sefaradíes que llegaron a Chile y luego a México, siempre estuvieron cercanos a estas composiciones.

Sobre su trabajo con Jaramar, también pintora, los integrantes del cuarteto indicaron que fue fácil acoplarse a ella. “Nos inspira lo que ella hace, nos hace reaccionar de una manera empática por la manera en que ornamenta la música. Si miras las partituras son negras y corcheas, y lo que hace Jaramar es un bordado, una improvisación sobre el texto que es la manera en cómo se debe de cantar la música. Nos implicaba dejar de mirar el papel y seguir y ver lo que hacía. Un timbre característico que no se describe: es la voz de Jaramar”.

Destaca que el concierto El hilo invisible. Cantos sefaradíes Jaramar y el Cuarteto Latinoamericano, se presentará en el marco de la quinta temporada de Música clásica del Complejo Cultural Universitario de la UAP. La presentación será el 1 de septiembre a las 19 horas, y tiene un costo de entrada general de 200 pesos. Los boletos se pueden adquirir en las taquillas del CCU.