Más de 21 poblaciones se manifiestan en Ixtacamaxtitlán vs. criminalización de los defensores del territorio

Más de 600 representantes de 21 pueblos de la Sierra Norte de Puebla efectuaron este fin de semana una caravana y mitin para rechazar los proyectos mineros e hidroeléctricos que impulsan en esa región empresas como “Almaden Minerals, GESA, Comisión Federal de Electricidad (CFE), Transcanada, Deselec 1-Comexhidro, Grupo Ferrominero y Living Water”.

Procedentes de  Libres, Cuetzalan del Progreso, la Ciudad de México y Puebla, los emisarios de las poblaciones indígenas también condenaron la criminalización de “las organizaciones y los defensores que por mandato de asambleas y acuerdos comunitarios se han opuesto a la imposición de proyectos mineros, hidroeléctricos, de privatización del agua, de construcción de gasoductos, extracción de hidrocarburos, instalación de líneas de alta tensión que ponen en riesgo nuestras vidas y que conllevarían desplazamiento de población y devastación ambiental”.

La caravana -compuesta por unos 60 vehículos- hizo escala en Santa María Totoltepec, para un acto simbólico en la zona donde se pretende instalar una mina a cielo abierto por parte de la transnacional de origen canadiense, Almaden Minerals, y luego se realizó una asamblea en San Francisco, cabecera municipal de Ixtacamaxtitlán.


Derivado de esa asamblea se emitió el pronunciamiento que se reproduce integro a continuación:

“Al pueblo de México, a los pueblos indígenas que en todo el mundo defienden su vida y su territorio, a los medios de comunicación:

“Reunidos en San Francisco Ixtacamaxtitlán comunidades campesinas, indígenas y mestizas de 21 pueblos de la Sierra Norte de Puebla, ejerciendo nuestro derecho a la libre determinación denunciamos: La agresión a nuestro territorio no ha cesado a pesar de que hemos demostrado los continuos abusos, hostigamiento y acciones ilegales que empresas privadas como Almaden Minerals, GESA, CFE, Transcanada, Deselec 1-Comexhidro, Grupo Ferrominero, Living Water entre otras están realizando, violentando nuestros derechos y vida comunitaria.

“Denunciamos que dichas acciones son posibles debido a la abierta promoción de los proyectos extractivos por parte de diversas autoridades y servidores públicos de los tres niveles de gobierno y en los últimos meses hay una abierta criminalización hacia las organizaciones y los defensores que por mandato de asambleas y acuerdos comunitarios se han opuesto a la imposición de proyectos mineros, hidroeléctricos, de privatización del agua, de construcción de gasoductos, extracción de hidrocarburos, instalación de líneas de alta tensión que ponen en riesgo nuestras vidas y que conllevarían desplazamiento de población y devastación ambiental.

“El actual gobierno de Peña Nieto, así como el gobierno estatal, evidencian con su actuación su sometimiento a grandes empresas. Ya estamos cansados de su discurso de que la inversión extranjera traerá desarrollo y progreso, ya nadie cree sus mentiras y simulaciones. Hoy nos queda claro a todo el pueblo de México su incapacidad, deshonestidad y falta de ética para gobernar.

“La clase política responde al mejor postor, los diversos partidos convertidos en negocios, las reformas constitucionales y legislativas aprobadas en los últimos años, en particular las de la reforma energética han permitido que se entreguen los recursos de nuestro país al gran capital. Y ahora quieren aprobar una ley para privatizar la biodiversidad y el agua.

“Desde aquí le decimos a ese mal gobierno que no tiene dignidad ni memoria histórica, que nosotros sí las tenemos. Y que continuaremos nuestra lucha por la defensa de nuestro territorio, de nuestras identidades, de nuestras culturas, de nuestra madre tierra que nos alimenta, de nuestra madre agua que nos da la vida. De esta manera honramos a nuestros antepasados y a las generaciones que vendrán después de nosotros.

“Somos los y las guardianas de la tierra, debemos respeto y cuidado a cada uno de los seres vivos. Cada árbol que destruyen, cada manantial que contaminan o agotan, cada animalito que se extingue, es un acto de autodestrucción de la vida humana.

“Cuánta ambición de los Slim, Larrea, Rivero Larrea, Bailleres, que teniendo tantos millones deciden destruir a la humanidad, destruir a pueblos enteros. Qué decir de los inversionistas de Almaden Minerals, Transcanada, Gold Corp, Comexhidro, que simulan su disque responsabilidad social, su respeto a los derechos indígenas, su disque energía limpia a costa de destruir, deforestar, comprar conciencias, despojar de tierras a campesinos cuya vida depende de ellas. Sabemos que nos quieren dividir, confrontar, que buscan sembrar odio y desconfianza entre pueblos, entre luchas, es necesario poner un alto ya a esta agresión.

“El tiempo es nuestro, nuestra vida está en nuestras manos, es momento de unirnos y actuar. No caigamos más en el engaño electorero, ningún partido salvará al pueblo. Sólo la organización independiente del pueblo, la unidad de las luchas, así como nuestro trabajo para seguir produciendo alimentos, salud, conocimiento para la vida y ejercer nuestra autoestima, nos pondrá en la ruta de seguir construyendo y reproduciendo la vida, no los caminos de muerte del mal gobierno y las grandes empresas. Basta ya de muerte y destrucción.

“Basta ya de agresiones. Desde aquí declaramos: La unidad de las luchas para defender la Sierra Norte de Puebla, la vida no se negocia, la madre tierra no se vende. Y que estamos unidos por la defensa del agua junto con pueblos de todo el mundo para movilizarnos y vigilar y proteger nuestras fuentes de agua.

“El 22 de marzo día mundial del agua, Agua para todos, agua para la vida, iniciamos en Puebla la Campaña Nacional en Defensa del Agua en coordinación con más de 300 organizaciones y comunidades del país. Aún estamos a tiempo de detener el exterminio y destrucción que quieren hacer de los pueblos maseual, tutunaku, tepehua, otomí y mestizo.

“Nos declaramos por la construcción de la vida y la unidad de los pueblos. Exigimos la cancelación del proyecto minero de Almaden Minerals en Ixtacamaxtitlan. Exigimos alto a la represión y criminalización de defensores de derechos humanos del movimiento en defensa del agua, el territorio y la vida de Ocotepec, de compañeros y compañera del Comité del Ordenamiento Territorial de Cuetzalan, y de compañeros del CNPA MN. Y responsabilizamos al gobierno federal y estatal de cualquier agresión en nuestra contra. Exigimos la abrogación de la ley estatal de aguas impuesta por Moreno Valle y que permitió la privatización del agua en puebla. No a la ley nacional del agua que pretende aprobar en el Congreso en los próximo, que pretende privatizar el agua en todo el país. ¡No a los proyectos de muerte! ¡La tierra no se vende, se ama y se defiende! ¡No a la privatización del agua!

“Unión de Ejidos y Comunidades Atcolhua, Consejo Tiyat Tlali, Movimiento en defensa del agua, el territorio y la vida, CNPA MN. 17 de marzo de 2018”.