INVERSIONES Y MEDIO AMBIENTE

La generación de empleos y derrama económica son elementos que deben buscarse, pero siempre en armonía con el medio ambiente. Foto: EsImagen.

Se colocó ayer la primera piedra de un complejo llamado “industria militar” sobre los terrenos de ese proyecto fallido llamado La Célula, edificado durante el sexenio del priista Mario Marín Torres. Se anunció una inversión total para los próximos años de 9 mil millones de pesos y el arribo de más de 4 mil efectivos que ahí vivirán y trabajarán principalmente en la fabricación de armamento.

Por supuesto que el anuncio de una inyección de capital tan cuantiosa debería generar beneplácito, sobre todo si se habla de la generación de 5 mil empleos temporales y 12 mil permanentes a lo largo de medio siglo.

No obstante, la región de Oriental, donde se asentará el complejo, es una de las más golpeadas en sus recursos naturales, sobre todo en lo referente a los mantos acuíferos, pues no hay que olvidar que en la misma zona ha sido instalada la planta alemana armadora de autos Audi.


Es así que el agua será un recurso sometido a constante presión y que podría llegar a escasear si no se toman las medidas conducentes para su cuidado y aprovechamiento racional, porque las factorías más grandes harán consumos estratosféricos del líquido en sus procesos de producción.

La generación de empleos y derrama económica son elementos que deben buscarse, pero siempre en armonía con el medio ambiente.