Internos de Ceresos pueden usar celular y hasta juegos de vídeo, denuncia José Santiago Blanco

En los Centros de Reinserción Social (Ceresos) de Puebla ya no existen inhibidores de señal de celulares; además, los reos cuentan con teléfonos e incluso con X–Box, acusó José Santiago Blanco Bárcena, director de la Confederación de Abogados Latinoamericanos.

Comentó que para nadie es un secreto que los prisioneros se comunican a través de estos dispositivos, pese a que están prohibidos: “Puedo marcar a cualquier hora a su teléfono celular y tienen hasta Xbox y casi casi jacuzzi adentro”, dijo frente al candidato del PRI a la gubernatura Enrique Doger Guerrero, durante la realización del Foro Jurídico Poblano.

Posteriormente, en una entrevista, explicó que hace años cualquier persona que llegará a una prisión en automático su celular no funcionaba y ahora puede usarlo sin restricción alguna.


–¿Usted se ha podido comunicar con ellos vía telefónica?

–Me han llamado, obviamente, de celulares, sí; y nos han llamado a todos, eso es un grito a voces.

Acusó que dentro de las prisiones hay un problema de gobernabilidad, aunque evitó abundar en detalles, solamente señaló que uno de los factores que lo propician es la falta de custodios  para mantener en orden a los prisioneros.

Blanco Bárcena también dijo tener conocimiento de que al arribar a las cárceles los internos nuevos son golpeados por los que llevan más tiempo.

“Eso es normal en todos los penales de México actualmente, no debería ser normal, pero lamentablemente lo es… siempre lo ha habido (un autogobierno), pero ahorita está más puntualizado”.

Esta situación, consideró, no es nueva ni atribuible a un solo gobierno, pues proviene de años atrás, solo que ahora se ha marcado por la presencia de delincuencia organizada en el país, la cual consideró no se ha podido controlar porque tal parece que va un paso delante de las instituciones.

Por otra parte, el director de la Confederación de Abogados Latinoamericanos se quejó del trato hacia los juristas en los centros de reclusión, pues “casi” los desnudan.

Precisó que al pasar por los filtros de seguridad en las cárceles, que son obligados a quitarse “hasta el cinturón” y no les permiten usar teléfonos móviles, esto a pesar de que criticó la inexistencia de inhibidores de señal.

“No les permiten usar celulares, tarda mucho la entrada. Hay veces que tenemos urgencia por entrar a hablar con nuestros defendidos y tenemos que hacer la misma fila que el pueblo en general”.

Finalmente, Santiago Blanco indicó que no se requiere de más leyes o propuestas como la del candidato presidencial Jaime Rodríguez Calderón, cortar manos a quien robe, sino de aplicar las existentes.