Frenar la inseguridad y la corrupción y devolver el poder a la ciudadanía, será la prioridad en el gobierno: Claudia Rivera

Dar solución al tema de la inseguridad y la corrupción, así como devolver el poder a la ciudadanía, será la prioridad para la alcalde electa, Claudia Rivera Vivanco, en sus primeros días de gobierno en la ciudad de Puebla, luego que el próximo 15 de octubre asuma la presidencia municipal de la capital.

Sin embargo, la activista social y defensora de los derechos de la diversidad sexual pidió a la ciudadanía tener paciencia, tras reconocer que no será un cambio de un día para otro.

En una entrevista concedida al programa de La Jornada de Oriente para redes sociales, Aquí vamos, habló con el periodista Martín Hernández Alcántara de varios temas sociales y políticos.


La presidenta municipal electa dio su opinión sobre el Parque Cerro Amalucan, cómo combatirá la pobreza, el impulso que dará la economía local, la contención de la deuda pública, y desmintió que para llegar al gobierno de la capital haya pactado con el grupo de poder en turno.

También habló del objetivo de crear cooperatividad y no competitividad al interior de Morena, y negó haber dado la espalda a su compañero de partido Luis Miguel Barbosa Huerta, candidato a la gubernatura de Puebla.

En la plática que duró una hora, dijo que no está de acuerdo en la intervención de la Reserva Ecológica Cerro Amalucan (RECA), para poner en su lugar un parque recreativo.

Respondió que por naturaleza es opositora a la privatización de espacios públicos, a la tala de árboles, así como a la falta de planeación estratégica en obras públicas.

A su juicio, la militante de Morena dijo que para disminuir la inseguridad no cercará los parques públicos que hay en la capital, como se hizo desde el sexenio morenovallista, pues consideró que esto no resolverá el problema de raíz.

Asimismo, advirtió que tiene otro proyecto para el Parque Juárez, luego que el actual gobierno de la ciudad acordó concesionar 16 locales comerciales de la cafetería a franquicias.

En su lugar, Claudia Rivera refirió que echará a andar proyectos que van desde incentivar la economía local y la generación de empleos, a través de empresas poblanas que permitan frenar la pobreza en la capital, aunado a dotar de servicios básicos a la población en pobreza extrema.

“Hoy estamos con esta gran oportunidad y con la claridad de qué es lo que debemos hacer, vamos a contener la pobreza con ejes rectores, vamos a garantizar el desarrollo sostenible. No se verá reflejada, como los gobiernos ególatras que instalaron una rueda de la fortuna, pero vamos hacer las cosas bien, por el bien de todos”, enfatizó.

Además informó que habrá una revisión exhaustiva de las obras pendientes que heredará del gobierno de Luis Banck Serrato, a fin de que no generen más endeudamiento.

“Hay proyectos y obras que ya nos costaron como sociedad, que estaban mal y que nos generaría un costo más alto; por lo tanto, si no están cubriendo sus funciones, si el programa no está siendo medido, tendrán que reorientar”, advirtió, sin referirse en específico a algún proyecto.

Sobre el tema, admitió que no sólo heredará obras inconclusas sino también juicios legales, a los que calificó como “pequeñas bombas de tiempo”, como podrían ser los laudos labores, que tendrá que dar respuesta inmediata para evitar conflictos mayores.

Empleo y dotar de servicios básicos a la población, combatirá la pobreza

En el planteamiento de soluciones a los principales problemas que aquejan al municipio, Claudia Rivera informó que integrará el conocimiento de la comunidad universitaria, no sólo de los estudiantes, sino del profesorado y los jubilados, que con su experiencia darán respuesta a las demandas que necesitan un análisis profundo.

-Cómo se va a combatir la pobreza –le inquirió el periodista.

-Nos toca recibir un municipio con el segundo lugar nacional de pobreza extrema y moderada, y en desigualdad.

“Pensamos poner un cerco a la pobreza con la generación de empleos y dotación de servicios básicos para que no siga creciendo, en colonias y pueblos que desde años no son atendidos. Me refiero a la mayoría de las juntas auxiliares, de las 28 inspectorías, y es ahí donde se debe trabajar”, agregó.

Rivera Vivanco explicó que este tipo de labor no es de impacto mediático, “por eso no lo hacen los gobiernos anteriores”; sin embargo, aseveró que va atender la falta de servicios de primera necesidad.

En este rubro, sumó el tema de los baches y la rehabilitación de las calles de la periferia de la ciudad. “Viene la temporada de lluvias, se intensifica el padecimiento de los baches, pero no hicimos un compromiso porque el bacheo es un programa de corrupción y para hacer negocios”.

Por lo tanto, la presidenta municipal electa de Puebla dijo que sí habrá rehabilitación en calles con material de buena calidad; se acabará el diezmo a las empresas constructoras, que durante otras administraciones llegaron a pagar hasta el 35 por ciento para poder trabajar en la realización de obra pública.

Como lo señaló en campaña, Rivera Vivanco refirió que el bacheo estará a cargo de constructoras poblanas que no sólo generarán empleo, sino que de paso cercarán la brecha de la pobreza, desigualdad, corrupción e inseguridad.

“Hay que demandar fuerza productiva local para que la derrama económica se queda en la capital”, recalcó, luego de señalar que el alto índice delictivo es también por falta de oportunidades y de trabajo.

Sobre este punto, la morenista admitió que será un proceso lento, porque no se alcanzaría presupuesto ni tiempo para rehabilitar todas las calles de la ciudad.

Para Claudia Rivera no es necesario endeudar al municipio para la realización de obras que no están plenamente justificadas, aunque no descartó recurrir a ello, siempre y cuando la deuda se cubra durante su administración “para no seguir con las prácticas que nos desgastan”.

En ese tenor, dijo que su gestión va procederán los endeudamientos a los que recurría la autoridad capitalina, comprometiendo el presupuesto hasta por 30 años.

“Si no pactamos hace años, menos ahora”

Mientras que en los temas políticos, la alcalde electa de Puebla sostuvo que no pactó con ningún grupo de poder.

Parafraseando al presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, Rivera Vivanco dijo que si hace seis años no se hizo, menos a estas alturas y en estas condiciones de triunfo contundente.

En el polémico tema de la reunión con el gobernador Antonio Gali Fayad, respondió que este primer acercamiento se dio de manera institucional.

“No fue fácil tomar la decisión, venimos de la lucha social, no he militado en otro partido, soy cantera Morena, pero tenemos que intervenir en la elaboración de la Ley de Ingresos y Egresos”, arguyó.

En ese contexto, dejó en claro su respaldo a Barbosa Huerta y externó que tanto ella como su familia vivieron de cerca no sólo el “fraude electoral” cometido en la elección a gobernador en el estado, sino también la extrema violencia para arrebatar el triunfo a Morena.

“Exigimos que se limpie la elección, sabemos que hubo un fraude, fui al Hotel MM –donde se halló un laboratorio electoral- porque levantaron a ocho jóvenes estudiantes, se los llevaron en la patrulla y cuando se mueven del lugar balearon la casa, hubo mucha violencia”, demandó.

Claudia Rivera dijo que en ningún momento dejó solos a los muchachos que participaban vigilando la elección, pues ofreció una rueda de prensa para denunciar el atropello por parte de las autoridades y se presentó a la Fiscalía General del Estado (FGE) para interponer una denuncia.

Explicó que a diferencia de los candidatos electos para el gobierno federal, en Puebla ella asumirá la alcaldía de la capital en los próximos tres meses y no hasta el 1 de diciembre, y por eso tomó la decisión de reunirse en cuanto antes con las autoridades salientes.

Durante la reunión con Gali, reveló que le hizo saber la necesidad de limpiar de elección y, en respuesta, comentó que el mandatario dijo que responderá por sus actos si es necesario ante las autoridades correspondientes.

“Le hablé de frente y le dije que esperaba la cordialidad y voluntad de su gobierno, y que vamos a esperar el fallo del Tribunal Electoral en cuanto a la impugnación de la elección a gobernador”, informó.

La morenista manifestó que el propio Gali le indicó que esa misma postura asumió López Obrador, en la reunión que mantuvo la Comisión Nacional de Gobernadores (Conago) con el presidente electo del país.

“También le dije que el tema de la privatización del agua se va revisar, y sabía que en la reunión que sostuvimos se iba a emitir un boletín, le pedí que lo revisáramos para que se informara de la institucionalidad que propició el encuentro”, recalcó, luego que minutos antes Gali Fayad recibió en el mismo lugar a la gobernadora electa, la panista Martha Érika Alonso Hidalgo.

“Parte del boletín fue revisado, se respetaron los acuerdos y no hubo transgresión que me orillara a otro escenario”, señaló.

La izquierdista adelantó que en los próximos días estará conformando los perfiles idóneos para su gabinete y tendrá las primeras reuniones con la figura del coordinador estatal, cargo que asumirá el diputado federal Rodrigo Abdalá.

“Vamos a mantener una autonomía, es importante conocer la postura estatal actual, vamos a actuar con responsabilidad”, aseguró.

“Nuestra lucha sigue, estamos contra el fraude electoral”

Ante lo expuesto, la presidenta municipal electa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, aclaró que habrá toma de decisiones complicadas, pero lo hará en beneficio de todos, incluso trasponiendo su sentir.

“Nuestra lucha sigue, estamos contra toda forma de violencia y el fraude electoral. Hemos sabido de compañeros que al calor de la indignación dan cuenta de su postura, pero vamos a mantener el control y la mesura”, dijo.

Esto en alusión a las declaraciones del ex líder estatal de Morena en Puebla, Gabriel Biestro, y un grupo de diputados electos que la exhortaron a que suspendiera de última hora el encuentro con el mandatario estatal, por representar una traición y validación de la elección a la gubernatura.

“Mi postura política es la del fraude electoral; los militantes de cepa en Morena sabemos que no somos levantadedos, como partido funcionamos con dos órganos de dirección, el consejo estatal y el comité ejecutivo, para la toma de decisiones, y cuando se hacen las asambleas pueden haber acuerdos o desacuerdos”, argumentó.

Rivera Vivanco sostuvo que lo que está proyectando desde la campaña son los principios que enarbola López Obrador, no mentir, no robar no traicionar, que no son ideales, si no formas de vida.

Al interior de Morena, comentó “vamos a hacer cooperativa, el ejercicio de cooperatividad y no competitividad. Esta parte de mantener la crítica, de poder sobreponernos, va ganando la propia credibilidad”.

A partir que asuma funciones, Claudia Rivera admitió que será un proceso complejo, porque “hoy la oposición está en el gobierno, tenemos que cambiar porque si necesitamos la crítica, pero también para construir”.

Para ello, dijo que ser la primera mujer joven de la izquierda que gobierna la capital es una doble demanda y exigencia.

Por ello, se comprometió a corregir las malas prácticas, porque no hubo comunicación institucional y que terminaron en desacuerdos. “Para nuestra fortuna, los ayuntamientos son los únicos que tienen autonomía, y se debe al órgano colegiado que es el Cabildo”.

Al final, pidió a la ciudadanía que tenga la confianza que será un gobierno congruente, con respaldo a las causas sociales y a las minorías.

La seguridad pública, uno de los ejes torales de mi gobierno

Claudia Rivera enfatizó que uno de los ejes torales de su gobierno será el tema de la inseguridad.

La edil electa aseveró que desde el primer día de gobierno se va a notar un mejor desempeño de la policía municipal, porque la sectorizará y regresará a funciones a todo aquel uniformado que se encuentre comisionado “quién sabe dónde”.

En el caso de las universidades, precisó que se trata de una de las zonas con el mayor índice delictivo en la capital, y para ello se encuentra trabajando con directivos que garanticen campus 100 por ciento seguros.

Rivera Vivanco explicó que como parte de las estrategias se optimizará la tecnología de los centros de control C4 y C5; se mejorarán las condiciones laborares de los policías y se frenarán los moches al interior de los corporativos.

En ese sentido, la economista aclaró que no cuenta con ningún “embajador” o “embajadora” en la Secretaría de Seguridad Pública, luego de recibir denuncias que algunas personas se encuentran pidiendo dinero a su nombre para garantizar a sus compañeros puestos de trabajo.

Al respecto, informó que revisará los exámenes de control de confianza y habrá una selección pública no sólo de estos puestos, sino de toda la conformación de su gabinete.

Por último, aclaró que el ejercicio del ayuntamiento va hacer respetando la Ley de Disciplina Financiera, “nos tocaron escenarios donde se llevaron todo, pero vamos a presentar proyectos y propuestas para no fallar al pueblo”.