Iniciaron jornadas reducidas de trabajo en nave 4 de Volkswagen, donde se produce el Jetta A7

Labriegos cierran autopista México–Puebla para exigir que la planta Volkswagen no use cañón antigranizo, el cual ha dañado los cultivos de al menos 55 ejidos por la carencia de lluvia.

Ayer inició en Volkswagen de México el esquema de “Jornadas reducidas de trabajo”, como parte de un ajuste en la producción del Jetta A7, esta medida abarca de la semana 14 de 2018 a la 51 de 2019.

Desde noviembre de 2017, el Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz Volkswagen (Sitiavw) anunció a los agremiados que la empresa se encontraba en la necesidad de producir en turnos reducidos, sin comprometer los empleos.

Hasta el año pasado todos los días se ensamblaban 990 vehículos del modelo referido, pero la cantidad tuvo que ser ajustada con base en la demanda de los mercados.


Los horarios quedaron distribuidos de la siguiente manera: primer turno, de 6 a 13:30 horas; de 15 a 22 horas, y de 12 de la noche a 5 de la mañana; la primer jornada de lunes se estableció de las 00:30 horas a las 6 la mañana.

En total serán 90 minutos los que diariamente dejarán de laborar los sindicalizados de la nave 4, de acuerdo a lo que informó el organismo sindical; el salario que dejarán de percibir por ese lapso, se compensará con prestaciones, bajo el modelo kurzabeit.

“Si algún día fuera necesaria la producción en turnos normales tradicionales (jornada no reducida) por cuestión de volúmenes de recuperación de producción, la información tendrá que darse con 24 horas de anticipación”, se informó en el documento difundido por el Sitiavw.

En el mismo, se precisó que si así fuera, esa medida será de carácter general, es decir para todos los que laboran en la citada área y no se podrá discutir de manera individual.

Mariano Bueno Sánchez, vocero del sindicato de Volkswagen, insistió en que esta decisión es precisamente ajustada a las necesidades de la producción y solo aplica para el área de montaje de la nave 4 KSI, donde se concentran alrededor de 800 trabajadores.

En otro tema, informó que después del 15 abril se realizarán las asambleas divisionales para consensuar con los nueve mil agremiados la cifra de aumento salarial que solicitarán para el presente año.

En estas reuniones, que se realizan usualmente los domingos, también se eligen a los sindicalizados que formarán parte de la comisión que estará encargada de negociar el aumento.

El año pasado los trabajadores de base acordaron solicitar un 12 por ciento de incremento directo al salario, después de pláticas con la empresa se acordó que sería de 5 por ciento, 1 punto porcentual en prestaciones y 0.5 por ciento en vales de despensa, además de 250 plazas para eventuales.