Incendio consume el Museo Nacional de Brasil, albergaba 20 millones de piezas

FOTO: AFP

Durante la noche del domingo un incendio consumió la institución científica y cultural más antigua de América Latina, el Museo Nacional de Brasil, que resguardaba una colección de 20 millones de piezas, entre ellas un fósil humano de 12 mil años de antigüedad.

El Museo Nacional de Brasil, ubicado en Río de Janeiro, fue inaugurado en 1818 por el rey Juan VI de Portugal y se le considera el quinto más grande a nivel mundial por su riqueza histórica y patrimonial; albergaba varias réplicas de huesos de dinosaurios, fósiles humanos, momias egipcias, una biblioteca con 530 mil artículos sobre ciencias antropológicas y naturales, las mayor colección de meteoritos del país, obras de arte, piezas arqueológicas y a Luzia, el cráneo humano de 12 mil años descubierto en 1974 que modificó las teorías sobre el poblamiento de América.

El museo siniestrado es un edificio emblemático de la historia de Brasil, pues antes de inaugurarse como tal fue casa de la familia real portuguesa y de 1890 a 1891 alojó la primera Asamblea Constituyente de Brasil, donde se firmó el tratado para finalizar el Imperio de Brasil.


Las labores de rescate de las piezas históricas, tras más de cinco horas de incendio, comenzaron cautelosamente por la mañana después de que el fuego fuera controlado, aunque -de acuerdo a autoridades locales- la pérdida material aún es incalculable y se procederá a rescatar la mayor cantidad de ello para hacer el inventario.

Numerosas fuentes locales y nacionales afirman que aún se desconoce la causa del incendio, sin embargo han denunciado la falta de presupuesto por parte del Estado, resultado del abandono a las instituciones culturales por parte del gobierno brasileño a partir de que Michel Temer -actual presidente- extinguió el Ministerio de Cultura en 2016, dejando un gran recorte al presupuesto nacional destinado a la cultura.

El ministro de Cultura, Sérgio Sá Leitão, durante entrevistas concedidas a los portales de noticias GlobalNews y BluRadio, aseguró que se estaba trabajando en un proyecto para revitalizar el museo financiado por parte del Banco de Desarrollo de Brasil (BNDES), empero, el incendio sucedió antes. “Los brasileños están de luto; la llegada a este punto fueron años de negligencia del anterior gobierno”, declaró contra la administración de la presidenta destituida por el congreso, Dilma Russef.

A través de su cuenta de Twitter, el presidente brasileño lamentó el hecho. “Incalculable para Brasil la pérdida de la colección del Museo Nacional. Hoy es un día trágico para la museología de nuestro país. Fueron perdidos 200 años de trabajo, estudio y conocimiento”, sostuvo.

 

No obstante, esta no es la primera ocasión que se pierde patrimonio cultural brasileño a causa del fuego, entre el 2015 y 2016 dos recintos se vieron afectados por incendios. El edificio que albergaba el Museo del Idioma Portugués, en São Paulo, se incendió a finales del 2015 casi en su totalidad lo que extinguió el museo y en abril del 2016, la Cinemateca brasileira, también en São Paulo, perdió una colección de mil películas latinoamericanas por la misma causa.

Diversos activistas, académicos y pobladores han hecho un llamado para manifestarse el día de hoy y así denunciar los recortes presupuestarios, que señalan como causa de que el museo no contara con mejores dispositivos de seguridad y se encontrara predispuesto a una catástrofe de este tipo.