INAH trabaja conjuntamente con el gobierno para rescate de pirámide en la reserva de Amalucan

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) trabaja conjuntamente con el gobierno del estado de Puebla en el rescate de la pirámide de la Reserva Ecológica Cerro de Amalucan (RECA), hallazgo fortuito durante la construcción del parque temática que lleva el mismo nombre.

Al respecto, el delegado del Centro INAH–Puebla, Víctor Hugo Valencia Valera, aseveró que la estructura piramidal no está en riesgo por los trabajos que se realizan en el parque.

El funcionario federal dijo que los trabajos que se realizan en el Cerro de Amalucan, forman parte del desarrollo en la región, aclarando que en cuanto se tenga mayor información sobre los vestigios arqueológicos, se darán a conocer.


Sin embargo, aclaró que la pirámide no podrá quedar expuesta, debido a que podría deteriorarse con mayor prontitud.

Por lo tanto, el centro INAH Puebla inició la exploración y conservación de los mismos.

En un comunicado, el gobierno del estado informó del hallazgo de una estructura arqueológica de forma piramidal que, se presume, fungió como un área habitacional y un centro ceremonial amurallado en la cúspide.

Incluso, destacó que Amalucan comparte una importancia equiparable a Cholula.

Señaló que el análisis de la zona ha permitido encontrar también entierros humanos con ofrendas de vasijas y objetos de piedra verde en las laderas, que indican una temporalidad aproximada del 200 antes de nuestra era a 600 después de nuestra era, precisamente cuando Cholula logró su apogeo.

Sin embargo, la autoridad minimizó los primeros descubrimientos que hicieron vecinos de la zona, que abrieron el camino para que hoy se hable de una “tesoro” más en la ciudad de Puebla.

Según el comunicado, el Parque Amalucan ha devuelto la tranquilidad a los vecinos de la zona que, si bien ya usaban el cerro como área deportiva y de esparcimiento, también requerían mayor seguridad.

“Cada vez es mayor el número de visitantes que refieren que gracias a la instalación de la reja perimetral, la presencia de elementos de seguridad pública y la instalación de luminarias, se han animado a visitar el parque con sus hijos y en horarios diferentes”, asegura.

El Parque Amalucan se compone de distintas áreas culturales, deportivas y de esparcimiento que incluye un lago artificial, un bioestanque, teatro al aire libre, canchas, senderos, asadores, miradores, juegos infantiles y módulos de lectura.

Con esto, el gobierno estatal, pretende fortalecer el tejido social de una zona donde viven cerca de 300 mil personas en 128 colonias y que no contaban con un espacio de convivencia seguro y cercano.